Depto. Seguridad Nacional queda al borde de cierre

Congreso no aprobó ley de financiamiento por desacuerdo sobre políticas migratorias.
Enlace copiado
Depto. Seguridad Nacional queda al borde de cierre

Depto. Seguridad Nacional queda al borde de cierre

Depto. Seguridad Nacional queda al borde de cierre

Depto. Seguridad Nacional queda al borde de cierre

Enlace copiado
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) de Estados Unidos se enfrentaba a un cierre parcial desde ayer a la medianoche por la batalla de los republicanos contra los decretos migratorios del presidente Barack Obama en el Congreso, si no se alcanzaba algún tipo de solución a última hora.

La financiación de esta agencia federal, responsable, entre otras tareas, del control fronterizo y la respuesta a emergencias, quedó en el limbo cuando los demócratas y la facción más conservadora de los republicanos, el Tea Party, rechazaron una propuesta para extender la dotación de fondos tres semanas, con 224 votos en contra y 203 a favor.

Los demócratas se oponían a un proyecto de financiación que no se extendiera hasta el final del año fiscal, el 30 de septiembre, mientras que los ultraconservadores no querían una ley que no incluyera bloqueos a los decretos de alivio migratorio de Obama.

Unos 200,000 empleados del DHS se verán obligados a acudir a sus puestos de trabajo pese a que no se les abonarán los sueldos por falta de autorización para nuevos fondos, mientras que otros 30,000 empleados no esenciales serán puestos en cese de empleo y sueldo temporalmente.

El presidente Obama reaccionó inmediatamente al revés legislativo en Twitter para asegurar que “ya es suficiente” y exigir “un proyecto de ley de fondos bipartidista”.

La imposibilidad de aprobar una propuesta de fondos para el estratégico DHS es un duro varapalo para el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, que no consiguió agrupar a los miembros de su propio partido.

Demócratas

La líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, recordó a Boehner que hubiese conseguido los votos necesarios contando con los demócratas y apoyando una propuesta de financiación “a largo plazo y limpia”, es decir, sin medidas para bloquear las medidas de alivio migratorio aprobadas por Obama.

Mediante el uso de su poder ejecutivo, el presidente decidió aprobar medidas para regularizar temporalmente a más de cinco millones de indocumentados el pasado año en varias fases.

El motivo fue la incapacidad del Congreso para ponerse de acuerdo en una reforma migratoria, que en el Senado contó con apoyo de ambos partidos, pero que en la Cámara de Representantes chocó, al igual que hoy, con la facción del Tea Party.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter