Lo más visto

Más de Departamento 15

Detención de inmigrantes en frontera baja en 40 %

La aprehensión de inmigrantes irregulares en la frontera sur ha disminuido desde que Donald Trump llegó a la presidencia.
Enlace copiado
Enlace copiado
El número de inmigrantes detenidos en la frontera sur de Estados Unidos bajó hasta en 40 % desde que el republicano Donald Trump llegó a la presidencia de ese país, el 20 de enero. Los números del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) retomados en un estudio del Instituto de Políticas de Migración (MPI, en inglés) muestran que de enero a febrero hubo reducción de las detenciones. De febrero a marzo, disminuyeron en 35 %.

Del reporte del MPI “Los primeros 100 días: resumen de las acciones en inmigración más importantes tomadas por la administración Trump” se desprende que en enero se registraron 4,412 menores no acompañados detenidos. En febrero fueron detenidos 1,914; y en marzo 1,043; para un total de 7,369, lo que representa una disminución del 76 %.

El centro especializado en datos de inmigrantes, con base en Washington, D. C., hace un reflexión, y señala que en los últimos 17 años las aprehensiones en frontera siempre habían aumentado durante los periodos mencionados.

Trump tomó el poder de la Presidencia el 20 de enero pasado y ha firmado una serie de órdenes ejecutivas que ponen una barrera en la frontera sur, pero que también le dificultan la vida a los millones de inmigrantes irregulares que ya viven en el país.

Entre esas acciones, el también empresario ordenó contratar más agentes de la Patrulla Fronteriza, más agentes de Inmigración y ubicar más camas en los centros de detención. Además, dio un margen más amplio de acción para los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) a la hora de decidir quién es “deportable”.

Expertos previamente consultados por LA PRENSA GRÁFICA , como el abogado de inmigración Greg Chen, observan que aún es muy pronto para decir si la baja en las detenciones en frontera se mantendrá. Otra experta observó que hay reportes de inmigrantes que son rechazados al llegar a la frontera, por lo que no son contados como “entradas” en los puertos que limitan con México.

MPI recuerda que en las unidades familiares –un menor de edad viajando con su progenitor o con un guardián–, hubo 9,300 detenciones en enero; 3,124 en febrero, y 1,043 en marzo; para un total de 13,549 arrestos de familias centroamericanas este año.

En comparación con el mismo periodo de 2016, en enero, la migración –de menores no acompañados y de unidades familiares– aumentó en 33 %, mientras que en febrero disminuyó en 28 %, y en marzo fue menor hasta en 63 %.

En general, en esos tres meses la detención de migrantes en la frontera sur bajó en 25 %.

Todo esto aún sin la construcción de un muro de concreto que Trump y quienes lo apoyan quieren en la frontera para evitar el ingreso de drogas y para disuadir la migración irregular.

Sin embargo, las trabas para los migrantes no están solo en las fronteras, la aplicación de las leyes de inmigración en el interior del país también se ha acrecentado y el MPI reporta que los arrestos de esta población dentro de Estados Unidos aumentaron en 32.6 % desde el 20 de enero hasta el 13 de marzo, si se le compara con el mismo periodo de 2016.

ICE también está arrestando cada vez a más extranjeros irregulares sin récord criminal.
 

Lee también

Comentarios