Lo más visto

Detenidos en EUA casi 1,400 pandilleros en megaoperativo

Autoridades federales comunicaron que esta ha sido la mayor operación de captura de pandilleros de la Unidad de Investigación del Departamento de Seguridad Nacional. Autoridades locales y estatales colaboraron.
Enlace copiado
Detenidos en EUA casi 1,400 pandilleros en megaoperativo

Detenidos en EUA casi 1,400 pandilleros en megaoperativo

Detenidos en EUA casi 1,400 pandilleros en megaoperativo

Detenidos en EUA casi 1,400 pandilleros en megaoperativo

Enlace copiado
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) reportó el mayor número de pandilleros capturados por parte de su Unidad de Investigaciones (HSI, en inglés) junto a Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) con casi 1,400 miembros de diferentes bandas transnacionales arrestados, informó ayer la agencia dentro del marco de la “Operación Escudo” del DHS.

En un megaoperativo que duró seis semanas a escala nacional, se informó de la captura de 1,378 pandilleros buscados por tráfico de drogas, robo de armas, tráfico de personas, tráfico sexual, asesinato y robo.

Algunos habían cometido violaciones a las leyes de inmigración.

Entre el total de capturados hay 104 miembros reportados de la MS-13, de acuerdo a lo que comunicó ICE en un reporte de prensa enviado por correo.

Hace unas semanas, el fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció una política de “tolerancia cero” en contra de, específicamente, los pandilleros afiliados a la MS-13.

Sessions mencionó ante los medios estadounidenses que esta banda transnacional tiene miembros en al menos 40 estados del país y señaló a las cárceles de El Salvador como sus “trincheras”.

El fiscal también dijo que una vez que estos pandilleros rindieran cuentas ante las leyes de su país, serían deportados de forma “rápida” a sus países de origen.

“Si eres un miembro de pandillas, te encontraremos. Destruiremos tus redes, tus recursos. No dejaremos ni siquiera a una calle caer bajo tus tácticas”, dijo en esa ocasión Sessions, que también tachó a la MS-13 como una “plaga” en Estados Unidos.

La Fiscalía General de la República (FGR) reveló hace una semana que los pandilleros que son repatriados desde la nación del Norte están formando nuevas estructuras delictivas en el país.

El fiscal general, Douglas Meléndez, dijo a la prensa que junto a sus homólogos del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) ya están revisando este fenómeno. Cuentan con apoyo de la Fiscalía de Estados Unidos.

“Las bandas amenazan la seguridad de nuestras comunidades, no solo en las grandes áreas metropolitanas, pero también en nuestras áreas rurales”, señaló en el comunicado de ICE Thomas Homan, director interino de la agencia.

Batalla contra la MS-13 en EUA

En el operativo ejecutado entre el 26 de marzo y el 6 de mayo, la dependencia del DHS informó que nueve de los arrestados ingresaron de forma irregular a través de la frontera con México como menores no acompañados.

Sessions también señaló con anterioridad que los menores no acompañados -niños menores de 18 años que llegaron sin la compañía de un padre o responsable- son enviados para reforzar la red de la MS-13 en Estados Unidos.

De estos nueve menores de edad, ICE aseguró que ocho son miembros reportados de la MS-13.

Además, tres del total de detenidos tienen el estatus de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), un beneficio migratorio implementado por el expresidente Barack Obama que protege a los llamados “soñadores” de la deportación.

Sin embargo, la administración Trump ha sido enfática en señalar que si se encuentra a uno de estos jóvenes alguna ofensa a las leyes serán puestos en proceso de deportación.

Aunque de los arrestados en este operativo hay afiliados a diferentes pandillas, la administración Trump ha puesto a la MS-13 al frente de su agenda y la ha usado para justificar la deportación de inmigrantes irregulares ante la prensa.

El mismo Trump ha culpado a Obama por la propagación de la pandilla debido a, según condenó, “sus políticas fallidas en inmigración”.

En tanto, 1,098 criminales fueron arrestados en el operativo de HSI con ICE, dijo la agencia, por cargos federales y/o estatales.

De ellos, 21 están incriminados en cargos relacionados con asesinato. Siete están acusados de violación o de cargos de abuso sexual; en tanto que 280 individuos fueron arrestados por violaciones a leyes de inmigración.

De los 1,378 sujetos, 933 son ciudadanos estadounidenses y 445 son extranjeros de 21 países en Sur y Centroamérica, Asia, África, Europa y el Caribe, reportó la agencia en el comunicado.

De acuerdo con Sessions, una vez estos pandilleros terminen su proceso en Estados Unidos serán deportados a sus países de origen. Autoridades salvadoreñas han estado preparándose para ese momento, aunque ayer el subdirector de la PNC aseguró que el flujo de deportados ha bajado levemente (ver nota en página 4).

De acuerdo con las leyes estadounidenses, un sujeto es considerado como miembro activo de una pandilla si lo admite, si se le acusa de violar una ley federal o estatal que imponga daños a civiles por actividad relacionada con las pandillas, si cumple con ciertos requisitos como tener tatuajes alusivos a una pandilla específica o por haber sido señalado como un pandillero por una “fuente confiable”.

ICE reportó que 137 de los capturados son miembros de la pandilla Bloods, 118 pertenecen a la pandilla Sureños, 104 son afiliados de la pandilla MS-13 y 104 pertenecen a la pandilla Crips.

El resto no son miembros de pandillas, pero enfrentan otros cargos.

Las autoridades federales han ejecutado los arrestos de cerca de 3,000 “líderes, miembros, y asociados” de la MS-13, entre los que se incluye a acusados por “Infracciones de Organizaciones Corruptas (RICO, en inglés), Crímenes Violentos (VICAR, en inglés) y conspiración en violaciones pandilleriles”.

Estos delitos, de acuerdo con ICE, fueron rastreados por la respectiva agencia de investigación del DHS en Baltimore, Washington D. C., Charlotte, Nueva York, Long Island, Newark, Boston, San Francisco, San José, Los Ángeles, Detroit, Nashville y Houston.

En las acciones colaboraron también autoridades locales y estatales.
 

Lee también

Comentarios