Diputados piden respetar los derechos de los migrantes

Albergues pueden afectar psicológicamente a niños, dice parlamentario de Guatemala.
Enlace copiado
Reunión.  La comisión de relaciones exteriores de la Asamblea Legislativa se reunió con COPAREM en El Salvador para abordar problemática de deportaciones.

Reunión. La comisión de relaciones exteriores de la Asamblea Legislativa se reunió con COPAREM en El Salvador para abordar problemática de deportaciones.

Diputados piden  respetar los  derechos de los   migrantes

Diputados piden respetar los derechos de los migrantes

Enlace copiado
El Consejo Parlamentario Regional sobre Migraciones (COPAREM) exhortó ayer al Gobierno de Estados Unidos a dialogar para buscar alternativas a las deportaciones de centroamericanos, que garanticen el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

“En el caso de Estados Unidos, en los procesos que tomen a consideración implementar para sus controles migratorios, que se garanticen el respeto a los derechos humanos y que se garanticen también las leyes que les facilitan de alguna manera abrigo institucional a todos aquellos que estén en situación regular o irregular”, dijo Karina Sosa, presidenta de la comisión de relaciones exteriores del congreso salvadoreño.

En el caso de la migración infantil, Jean Paul Briere, representante del congreso de Guatemala, lo calificó como un problema “mucho más sensible”.

Según Briere, hay niños y niñas que tienen más de dos años de permanecen en los albergues de Estados Unidos, alejados de sus familiares, lo cual, consideró, podrían resultar afectados psicológicamente. En ese sentido, hizo un llamado a COPAREM a abordar ese tema en la próxima reunión. Además, dijo que los países centroamericanos no están preparados para recibir a todos esos niños y niñas si el Gobierno estadounidense decide deportarlos.

Los parlamentarios también lamentaron los resultados de una investigación publicada por la agencia de noticias Associated Press, en la cual indican que el aumento de la migración de niños y niñas hizo que las autoridades fronterizas estadounidenses dejaran de cumplir algunas políticas de protección de menores y enviarlos a casas adoptivas en donde sufrieron abusos sexuales, trabajos sin compensación y sin recibir alimentación, entre otras violaciones y reiteraron la importancia de unir esfuerzos para garantizar un trato digno para las personas migrantes. “Tenemos que hacer el esfuerzo juntamente con todos los países centroamericanos y unirnos en una sola voz con relaciones exteriores de los diferentes países y hacer la gestión juntamente entre todos ante el Gobierno de Estados Unidos para que no siga tratando a estos inmigrantes de la forma en como han sido tratados”, agregó Reynaldo Cardoza, diputado del PCN y miembro de la comisión de relaciones exteriores del congreso salvadoreño.

Lee también

Comentarios

Newsletter