Duke recordó que migrantes deben “preparar su retorno”

Honduras logró ganar tiempo, pero Nicaragua ya está en la última prórroga de TPS.
Enlace copiado
A la espera. El Departamento de Seguridad Nacional decidirá en enero de 2018 sobre el futuro de más de 190,000 inmigrantes de El Salvador que tienen TPS.

A la espera. El Departamento de Seguridad Nacional decidirá en enero de 2018 sobre el futuro de más de 190,000 inmigrantes de El Salvador que tienen TPS.

Enlace copiado

La secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), Elaine Duke, aseveró que los beneficiarios actuales del Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) deben de “prepararse” para el día en el que su estatus termine, porque Estados Unidos no puede seguir dando prórrogas de forma indefinida.

Duke dijo en el memorándum sobre la reciente extensión por seis meses para el TPS de Honduras que el estatus está hecho para ser “temporal” y que con el paso de los años esto se ha distorsionado.

“Los beneficiarios deberían prepararse para el día que su estatus termine. El Gobierno de Estados Unidos no puede mantener un programa que va de fecha límite a fecha límite, dejando en el limbo legal a estos individuos por décadas”, señaló la cabeza del DHS.

La funcionaria, que ya tiene larga trayectoria en el Ejecutivo de EUA, pidió al Congreso de su país buscar una solución permanente para los beneficiarios del TPS que ya llevan décadas viviendo en Estados Unidos.

La secretaria interina nombrada por el presidente Donald Trump pidió este lunes tiempo de gracia para “revisar” las condiciones del TPS de Honduras y comparar las condiciones antes del huracán Mitch (1999) con las actuales. Así que ahora, la protección especial estará vigente para los hondureños con TPS hasta julio de 2018.

“De cualquier manera, con la información que dispone la secretaria interina por ahora es posible que la designación del TPS para Honduras termine al final de los seis meses que dura la extensión automática, con el apropiado margen de espera”, consignó un comunicado de DHS.

De igual forma, Duke escribió que el retorno de estos inmigrantes hondureños ayudaría al desarrollo de ese país.

Una idea contraria a la del presidente hondreño Juan Orlando Hernández, quien opina que terminar el TPS iría en contra del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que el Gobierno de Estados Unidos ejecuta junto a El Salvador, Guatemala y Honduras.

Pero para Nicaragua es mayor la certeza. Este país ha recibido la última prórroga del TPS. Los migrantes de ese país tienen hasta enero 2019 para arreglar su situación, ya sea para regresar a su país o para tener, por ejemplo, una residencia permanente.

Lee también

Comentarios

Newsletter