EUA: Hija de salvadoreña lidera lucha por los inmigrantes

Su madre emigró de El Salvador para darle una vida mejor. Ahora ella trabaja como abogada por los derechos humanos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Nacida en Los Ángeles (California) como hija de una inmigrante salvadoreña Cinthia Flores fue la primera en su familia de graduarse de la preparatoria. Su historia, como ella lo describió en el sitio especializado en relatos de mujeres sobresalientes FAALTA (Estados Unidos), es de “luchar” contra sus propias limitaciones.

Flores creció haciendo el trabajo en el que se desempeñan millones de inmigrantes que llegan a Estados Unidos buscando superarse: limpiando casas.

En contra de todo pronóstico, ahora su trabajo como abogada es reconocido en todo el país e incluso a escala internacional.

En 2009 se convirtió en la primera presidenta latina del Consejo de Asociación de Estudiantes, en la Universidad de California (UCLA, en inglés), una de las mas importantes del país.

Ella relató a la plataforma digital –que se dedica a destacar a mujeres líderes para que sirvan como inspiración a las nuevas generaciones– que fue su madre la que la ha inspirado a alcanzar el éxito profesional.

Fue observarla a ella lo que le enseñó a siempre ver hacia el frente y no dejarse desmotivar por los obstáculos. Ni siquiera por sus propias condiciones de vida. Nunca se conformó y está constantemente retándose a sí misma.

“Después de vivir una guerra civil en El Salvador, de migrar a Estados Unidos, criar a cuatro hijos por sí misma y salir adelante sin importar qué reto se le presentaba en el camino, mi madre es el tipo de mujer que aspiro a ser: comprometida, sabia, y desinteresada”, dijo Flores a FAALTA.

Mientras estudió para ser abogada llegó a sentirse sola porque en su familia nadie había alcanzado a conquistar los estudios superiores.

No tenía alguien que le dijera cómo sería la educación en Leyes o a qué problemas debería de enfrentarse para poder crecer profesionalmente.

Pero esto no la detuvo nunca, lejos de eso, usó sus propias limitaciones y las de su familia y las transformó en una motivación más para llegar a aprender a ayudar a la gente que tuviera estas mismas dificultades.

Asegura sentirse comprometida, ahora que ha llegado a ser una profesional, con usar todas esas “herramientas” para aprovechar las oportunidades que le ha presentado la vida. De la misma forma, su empuje es asegurarse de que los demás también puedan alcanzar sus metas.

“Tengo un gran compromiso con utilizar las herramientas y aprovechar las oportunidades que se me dan y asegurar que los demás también las tengan”, destacó la salvadoreño-estadounidense a FAALTA.

Es determinante al decir que su mejor decisión ha sido “Enfrentarme a mí misma. Cuando logré eso, mi pasado, raíces, acento, nacionalidad se convirtieron en oportunidades que me hicieron imparable”. Ella no esconde que sus raíces están en El Salvador.

También narró que sus valores, los que le inculcó su madre, le han ayudado a tomar las mejores decisiones.

Es de esta forma que ahora se desempeña en la defensa de los derechos de los inmigrantes y de las mujeres en Estados Unidos, y el relato de su superación destaca tanto que puede ser encontrada en el sitio en internet de FAALTA.

Después de su cargo como líder estudiantil, Flores sigue activa en más organizaciones.
 

Tags:

  • comunidad salvadorena
  • salvadorenos
  • cinthia flores
  • UCLA

Lee también

Comentarios

Newsletter