Lo más visto

EUA: Juez niega libertad y asilo a inmigrante salvadoreña que alegó persecución de pandillas en El Salvador

El juez señaló que las nuevas directrices más estrictas emitidas por el secretario de Justicia Jeff Sessions estipulan que la violencia de pandillas no sustenta una solicitud de asilo. Deberá seguir separada de su hijo. 
 
Enlace copiado
Protesta en Florida contra la separación de menores de sus padres que buscan refugio en Estados Unidos

Protesta en Florida contra la separación de menores de sus padres que buscan refugio en Estados Unidos

Enlace copiado

Una salvadoreña que fue separada de su hijo de 8 años cuando ingresó a Estados Unidos debe permanecer detenida, falló el lunes un juez de inmigración, en una decisión que prolonga la espera para reunirse con su pequeño.


Blanca Orantes López ha estado separada de su hijo, de nombre Abel Alexander, desde fines de mayo, cuando fue detenida con otros 20 solicitantes de asilo en la frontera de Estados Unidos con México. El menor continúa bajo custodia federal en Nueva York.


Cerca de 2.500 niños han sido separados de sus padres bajo la política de “cero tolerancia” del gobierno del presidente Donald Trump, la cual pretendía frenar la inmigración ilegal pero que actualmente está suspendida.


El mes pasado, un juez federal ordenó que el gobierno debía reunir a las familias migrantes. La orden no requiere que los padres que solicitaron asilo sean puestos en libertad.


El abogado de Orantes, Matt Adams, quien es director del Proyecto de Derechos de Inmigrantes del Noroeste (NWIRP por sus siglas en inglés), dijo que la salvadoreña comenzó a llorar cuando el juez de inmigración John G. Crews se negó a ordenar su liberación del Centro de Detención del Noroeste, ubicado en Tacoma, Washington.


Orantes López dijo que huyó de El Salvador luego de que una pandilla local le exigió 5.000 dólares a cambio de la vida de su hijo.

Aunque un funcionario del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) ha encontrado que la salvadoreña tiene un “miedo verosímil” de persecución, el juez señaló que las nuevas directrices más estrictas emitidas por el secretario de Justicia Jeff Sessions estipulan que la violencia de pandillas no sustenta una solicitud de asilo.


El juez tampoco consideró el hecho de que la hondureña está separada de su hijo, afirmó Adams.


“Fue como de costumbre”, dijo Adams. “No tomar en cuenta que el gobierno federal le ha arrebatado a su hijo, eso es injusto”.


El NWIRP indicó que algunos de los 55 padres que están detenidos en el estado de Washington luego de haber sido separados de sus hijos en la frontera sur han comenzado a salir libres bajo fianza. Entre ellos está la hondureña Yolany Padilla, de 24 años, quien se reunió con su hijo de 6 años en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma el sábado.


Adams puntualizó que apelará la denegación de fianza a Orantes, pero dicho proceso podría tardar meses.


El gobierno de Trump debe cumplir con una orden emitida por una corte federal y reunir a las familias migrantes separadas para el 26 de julio; sin embargo, ello podría significar que padres e hijos queden detenidos, algo que Adams quiere evitar con la salvadoreña.
“Por eso la audiencia para la fianza era tan importante”, indicó.


El hijo de Orantes está alojado en un hogar infantil de Nueva York. La hermana de Orantes, quien vive en Maryland, ha entregado los documentos para poder llevarse al menor, pero no ha recibido una respuesta del gobierno, agregó Adams.

Tags:

Lee también

Comentarios