EUA busca deportación inmediata de 1,593 salvadoreños

La gran mayoría de los casos introducidos por DHS en los tribunales tienen que ver con violaciones migratorias o faltas menores, y no con amenazas a la seguridad nacional como alega la administración Obama.
Enlace copiado
Centro.  Un grupo de migrantes permanecía en el centro de retención de McAllen, Texas, donde se concentra buena parte del flujo migratorio.

Centro. Un grupo de migrantes permanecía en el centro de retención de McAllen, Texas, donde se concentra buena parte del flujo migratorio.

Arriba. Los salvadoreños son, según las cifras, la segunda nacionalidad con más peticiones de deportación en contra, solo después de los mexicanos, contra quienes DHS introdujo 4,974 peticiones de deportación.

Arriba. Los salvadoreños son, según las cifras, la segunda nacionalidad con más peticiones de deportación en contra, solo después de los mexicanos, contra quienes DHS introdujo 4,974 peticiones de deportación.

EUA busca deportación inmediata de 1,593 salvadoreños

EUA busca deportación inmediata de 1,593 salvadoreños

Enlace copiado
Cortes migratorias de Estados Unidos dictaron órdenes definitivas de deportación contra 1,593 salvadoreños durante el período de octubre de 2014 a septiembre de 2015, según cifras oficiales recogidas por un sistema de rastreo estadístico de la Universidad de Syracuse.

Son estas personas a quienes el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos (DHS, en inglés) ha hecho prioridad de los operativos migratorios, conocidos como redadas entre la comunidad latina, lanzados desde principios de año.

La semana pasada, el secretario de DHS, Jeh Johnson, confirmó a través de un boletín de prensa que la administración Obama inició a principios de 2016 una serie de operativos encaminados a encarcelar y deportar a migrantes irregulares –indocumentados– que ingresaron a Estados Unidos después del 1.º de enero de 2014 y sobre quienes ya pesa una orden de deportación final.

Durante las redadas de la primera semana de enero, DHS detuvo a 121 inmigrantes para deportarlos de inmediato, la mayoría en los estados de Texas, Georgia y Carolina del Norte. De esos, 22 eran salvadoreños: ocho mujeres y 14 menores de edad cuya repatriación fue suspendida temporalmente gracias a la intervención oportuna de organizaciones promigrantes y de un consulado salvadoreño en Texas (ver nota aparte).

Además de los salvadoreños, hay en las listas de DHS 2,039 hondureños y 2,074 guatemaltecos con órdenes finales de deportación. Los tres países centroamericanos de los que estas personas son originarios, que forman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, fueron los principales emisores de migrantes irregulares que ingresaron a Estados Unidos entre 2013 y 2015. De esa región llegaron también la mayoría de menores migrantes indocumentados (UAC, en inglés) y unidades familiares de indocumentados.

Otros 2,998 en espera

DHS, además, introdujo en cortes migratorias peticiones de deportación para otros 2,998 salvadoreños entre octubre de 2014 y septiembre de 2015. Los salvadoreños son, según las cifras, la segunda nacionalidad con más peticiones de deportación en contra, solo después de los mexicanos, contra quienes DHS introdujo 4,974 peticiones de deportación.

En total, los centroamericanos del llamado Triángulo Norte constituyen el principal grupo de personas sujetas a deportación, incluso más que los mexicanos: DHS busca deportar a 6,275 nacionales de El Salvador, Honduras o Guatemala.

Es poco probable que las órdenes contra la mayoría de personas contra quienes DHS ha introducido peticiones de deportación en los últimos meses salgan pronto debido al retraso en la resolución de casos en cortes migratorias. Según los datos de Syracuse, las órdenes finales de deportación emitidas el año pasado representan solo el 7.3 % del universo de casos pendientes en los tribunales.

Cuando en 2014 el flujo de UAC que llegó a la frontera sur de Estados Unidos creció considerablemente, lo cual provocó una crisis política y humanitaria que obligó a la administración Obama a reforzar a agencias como DHS, los esfuerzos financieros del Ejecutivo se centraron en habilitar centros de resguardo (detención) para los menores. Los refuerzos presupuestarios también incluyeron a las cortes migratorias, pero aun así estas no han podido avanzar sustancialmente con los casos.

Cuando DHS introduce casos contra migrantes irregulares en las cortes, los resultados pueden variar entre órdenes de deportación, remociones voluntarias, terminaciones (no hay méritos para la deportación) y resoluciones administrativas.

De los 31,990 casos migratorios finalizados en 2015 (incluidas todas las nacionalidades), poco menos de la mitad concluyeron en órdenes de remoción. Solo el 3 % de los procesados aceptó la remoción voluntaria. A 2,582, el 8 %, jueces les otorgaron beneficios alternativos a la deportación, asilo entre ellos.

La mayoría no son criminales violentos

El secretario Johnson, DHS y en general los funcionarios de la administración Obama que se han referido a los operativos recientes han dicho que el objetivo prioritario de los mismos son los grupos de migrantes irregulares que han cometido delitos graves o los que han cometido violaciones migratorias recientes. Las cifras oficiales demuestran, de hecho, que los autores de “ofensas migratorias” –ingreso ilegal sin documentos– han sido el objetivo principal de DHS en los últimos años.

De acuerdo con los números recogidos por Syracuse en las bases de datos del Gobierno –que incluyen DHS y sus diferentes brazos, como ICE, pero también las estadísticas de las cortes migratorias–, ninguno de los 2,988 salvadoreños para los que el Gobierno de Estados Unidos pidió órdenes de deportación en 2015 son responsables de casos que amenacen la seguridad nacional o de actos de terrorismo.

El 26.17 % de los salvadoreños sujetos de deportación son procesados por “entrada sin inspección” por la frontera y el 47.12 % por otros delitos migratorios, entre los que se incluyen, por ejemplo, reingreso ilegal, fraude al presentar casos de alivio o no presentarse a una audiencia programada por un juez migratorio.

En general, de todos los procesos de deportación introducidos por DHS (todas las nacionalidades) en año fiscal 2016 (octubre de 2014 a septiembre de 2015), el 75.19 % son por violaciones migratorias o entrada sin inspección. Ningún indocumentado fue procesado en ese período por actos de terrorismo.

Tags:

  • EUA
  • migracion
  • deportacion
  • obama
  • salvadorenos
  • ICE

Lee también

Comentarios

Newsletter