Lo más visto

EUA dice que “migrantes legales” tendrán fronteras abiertas

El segundo al mando después de Donald Trump volvió a cargar con fuerza contra las pandillas centroamericanas. Empresarios piden mayor integración y trabajo conjunto para frenar la migración en condiciones riesgosas.
Enlace copiado
EUA dice que “migrantes  legales” tendrán fronteras abiertas

EUA dice que “migrantes legales” tendrán fronteras abiertas

Enlace copiado
El primer encuentro entre los países del Triángulo Norte de Centroamérica y la nueva administración del Gobierno de Estados Unidos comenzó ayer, en medio de los temores y las promesas alrededor de la migración masiva de los centroamericanos que buscan mejores condiciones de vida.

LEA TAMBIÉN: TRABAJADORES URGEN REFORMA AL SISTEMA DE PENSIONES EN EL SALVADOR

“Las fronteras de Estados Unidos estarán siempre abiertas para los migrantes legales y para el flujo legal de comercio. Pero nos aseguraremos de que estén cerradas para quienes nos hacen daño y que sean impenetrables para el narcotráfico, que está dañando a nuestras familias”, declaró ayer el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

El segundo al mando después de Donald Trump participó ayer en la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, en la que también participaron delegaciones de México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Durante su discurso, Pence mencionó el daño que ocasionan las pandillas y el narcotráfico en varias ocasiones, mientras que los representantes del Triángulo Norte insistieron en la necesidad de coordinar las políticas orientadas al crecimiento y al bienestar desde sus países.

LEA ADEMÁS: INICIA ESTUDIO DE REFORMAS A SISTEMA DE PENSIONES

“Como mandatario, el presidente Trump sabe que su prioridad es la de mantener la seguridad en Estados Unidos. Pero el presidente sabe también que su seguridad y su prosperidad (del Triángulo Norte) están relacionadas directamente con las nuestras”, advirtió el vicepresidente de EUA.

“El presidente Trump y el pueblo estadounidense los acompañamos en su lucha contra el crimen y la corrupción, en su lucha para detener el tráfico de drogas de una vez por todas y en su trabajo por construir un mejor futuro”, expresó Pence.

Por ejemplo, citó que preparan financiamiento por el orden de los $460 millones para procurar la seguridad y prosperidad en Centroamérica. No dio más detalles. También felicitó a estas tres naciones por sus esfuerzos en reducir los índices de criminalidad y también por luchar contra la corrupción.

El vicepresidente dedicó buena parte de su discurso para fustigar a las pandillas. “En estos momentos hay un estimado de 85,000 miembros activos de pandillas solo en el Triángulo Norte”, apuntó Pence.

Agregó que uno de cada cinco ciudadanos en esta misma región ha sido víctima de la delincuencia en el último año. “Las despiadadas pandillas estimulan la inmigración ilegal y trafican drogas en su camino hacia Estados Unidos”, insistió Pence.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, comentó, por su parte, que la inseguridad tiene raíces profundas que no se atacarán tan fácilmente, aunque haya una reducción comprobable de los homicidios. “La reacción de la gente no es inmediata. No se sienten seguras de un día para otro, especialmente si sienten que su realidad no ha cambiado. Esto solo se logra con los años”, dijo Manes.

El Gobierno salvadoreño habla de que la frecuencia de los homicidios ha bajado a la mitad, en comparación con el año pasado, por ejemplo.

Jimmy Morales, presidente de Guatemala, por ejemplo, dijo que entre sus principales logros está el combate al narcotráfico y a la corrupción.

El mandatario citó a las dos comunidades de su país donde “decomisaron” más de 100 millones de plantas de amapolas, que son de las que se saca la cocaína, y que han desmantelado un estimado de 92 bandas criminales.

“Tenemos que luchar juntos para vencer estas amenazas”, comentó Morales, en alusión al trabajo de integración entre los países del Triángulo Norte.

En tanto, Juan Hernández, presidente de Honduras, habló de que su país ha reducido la frecuencia de los homicidios en 30 puntos durante los últimos años y que han depurado a 4,000 elementos de la Policía. También hizo un llamado a que los países trabajen más de cerca para aplicar las soluciones juntos y que el plan Honduras 20/20 puede ayudar al progreso económico y con eso prevenir más inmigración.

El vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, además de la reducción en los homicidios, promovió que El Salvador ha recuperado el control en los centros penitenciarios. “El mejor antídoto para desmontar en el futuro la migración ilegal es con la creación de oportunidades y eso se llama empleo. También hay que aumentar la inversión en los más jóvenes”, comentó el vicemandatario.

Soluciones

Rex Tillerson, titular del Departamento de Estado en el Gobierno estadounidense, celebró que los representantes de la subregión centroamericana fueron más propositivos. “Nadie llegó con las manos extendidas a la reunión, más bien preguntaban qué hacer”, explicó el funcionario de esa dependencia.

“Más que su sinceridad, nos interesa el compromiso”, matizó, además, Tillerson. Junto a Pence, sostuvieron reuniones bilaterales con cada una de las delegaciones de esos países.

Tillerson también mencionó que otras acciones específicas para el crecimiento económico para los centroamericanos consisten en ampliar el acceso a internet, la formalización de la economía, un mejor clima de negocios y la promoción de la inversión privada.

Durante la conferencia en Miami, los empresarios sostuvieron diferentes mesas de trabajo para ver cómo se unen para aprovecharlas juntos: energía, infraestructura y, desde luego, la integración económica. Junto a ellos estuvieron los organismos multilaterales de cooperación, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional. La idea es que, si bien cada país tendrá que buscar el financiamiento para la Alianza para la Prosperidad –la apuesta más grande para prevenir la migración masiva e irregular–, estos organismos tienen fondos para prestarlos.

Pence agregó en su discurso: “La manera más segura de lograr la prosperidad y la seguridad para Centroamérica es que sigan derribando las barreras que impiden crear más empleos”.
 

Lee también

Comentarios