Lo más visto

Más de Departamento 15

EUA pide cadena perpetua para pandilleros salvadoreños

Los documentos oficiales del caso revelan que las órdenes salieron de El Salvador. Más de una docena de pandilleros salvadoreños en EUA enfrentan la pena máxima.

Enlace copiado
EUA pide cadena perpetua para pandilleros salvadoreños

EUA pide cadena perpetua para pandilleros salvadoreños

Enlace copiado

Estados Unidos no da respiro a la Mara Salvatrucha (MS-13) y sus miembros capturados en ese país. Nueve salvadoreños, acusados por las autoridades de formar parte de clicas de la MS-13 que operaban, asesinaban y extorsionaban en el estado de Maryland, enfrentan ahora la cadena perpetua en el proceso judicial federal en su contra.

Según los documentos de la Corte Federal de Maryland, miembros de la MS-13 que están en El Salvador “aconsejaron, planearon y dieron luz verde” para que los pandilleros cometieran la mayoría de crímenes en los barrios norteamericanos, incluyendo media docena de asesinatos, extorsiones y operaciones de tráfico de drogas.

Este es el segundo caso que toma relevancia y que llega a una corte federal bajo la administración del presidente Donald Trump, quien ha expresado que anulará y expulsará del país a la pandilla formada por salvadoreños —en su mayoría— más otros centroamericanos. Con estos nueve acusados, ya son 17 los salvadoreños que se enfrentan a los máximos castigos en diferentes cortes en EUA.

En julio pasado, la Fiscalía General estadounidense presentó la acusación ante la Corte del Distrito del Estado de Nueva York contra ocho pandilleros salvadoreños, a quienes acusa de 19 asesinatos y otros delitos relacionados con el crimen organizado. Para todos ellos, la Fiscalía pidió la pena de muerte sin oportunidad de apelaciones.

Sin embargo, los pandilleros acusados en la Corte Federal de Maryland no fueron tan astutos. Según las investigaciones, de los delitos que sucedieron entre 2015 y 2016, las autoridades encontraron mucha información detallada en los chats de las cuentas personales de Facebook, en los correos electrónicos y en los mensajes de texto de los teléfonos celulares de los acusados.

De acuerdo con la información que maneja el Departamento de Justicia, los salvadoreños Carlos Roberto Tejada Cruz, alias “Krusty”; Kevin Alexis Hernández Guevara, alias “Stop”; Rolando Arístides Juárez Vásquez, alias “Virus” o “Daffy”; Jeffry Rodríguez, alias “Hyper”; Junior Noé Alvarado, alias “Insolente” o “Tranquilo”; Michael Eduardo Contreras, alias “Katra” o “Insoportable”; Luis Fernando Orellana Estrada, alias “Pingüino” y Donald Roberto Méndez López, alias “Chuckie” ejecutaron las actividades delictivas en los condados de Prince George y Montgomery.

El consulado salvadoreño en Woodbridge, que cubre la zona de Maryland, no respondió la llamada de este periódico para pedir información sobre la situación migratoria de los acusados.

Este periódico también intentó obtener la declaración de uno de los abogados del caso, pero al cierre de esta nota no respondió ninguna de las llamadas.

Maryland es el cuarto estado norteamericano en el que se concentran los migrantes salvadoreños. Según el documento de la Corte Federal, los salvadoreños acusados la semana pasada, “se encargaron de cometer y mantener las actividades criminales para posicionar a la MS como un grupo temido en la zona entre las pandillas rivales y los residentes”.

El fiscal local, John McCarthy, dijo que las autoridades locales han detectado el crecimiento, la expansión y el reclutamiento de miembros que recién llegan a Estados Unidos desde Centroamérica para la MS en los últimos dos años, y este año el Comité de Seguridad del Condado aprobó $840,000 de fondos extras para que policías y fiscales puedan luchar contra la pandilla en la zona.

Las pistas
Los crímenes, los asesinatos y las extorsiones de las clicas de la MS-13 en EUA quedaron registrados en conversaciones que los pandilleros mantuvieron entre ellos y con otros en El Salvador en sus chats, correos electrónicos y en los registros de los celulares. Además, durante los allanamientos en las residencias de los pandilleros, las autoridades encontraron récords de varios envíos y recibos de dinero a El Salvador, que suman casi $2,000 y que fueron cobrados por una mujer como dinero en minutos. Además, uno de los pandilleros regresó a la escena del crimen poco después de que junto a sus compañeros asesinaron a un hombre, para recoger todos los casquillos del revólver.

Lee también

Comentarios