Lo más visto

EUA reclama que país no designa a delegado policial para combate a la MS-13

La embajadora salvadoreña en Washington, la Cancillería salvadoreña y PNC no tienen información sobre el acuerdo firmado ni tampoco sobre la figura del delegado policial.
Enlace copiado
Guerra. Los asesinatos cometidos por la MS-13 en varias zonas de Nueva York han causado que el mismo Gobierno declare la guerra contra el grupo.

Guerra. Los asesinatos cometidos por la MS-13 en varias zonas de Nueva York han causado que el mismo Gobierno declare la guerra contra el grupo.

Enlace copiado

El Gobierno de El Salvador debió haber nombrado hace varios años a oficiales y a un delegado de la Policía Nacional Civil (PNC) en Washington para apoyar a Estados Unidos en la lucha contra la MS, tal y como se comprometió a hacerlo al firmar varios convenios de cooperación desde 2008, pero no lo ha hecho.

“Tenemos dos años solicitando al Gobierno salvadoreño por estos nombramientos. Sabemos que el (ex) embajador Rubén Zamora ha estado gestionando ese proceso, pero desde entonces no hemos tenido una respuesta concreta. Por eso es que los departamentos de Policía de estas ciudades y otras agencias de seguridad del país se encargaron de traer a estos oficiales”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA Álex Zunca, director ejecutivo de la Agrupación de Agregados Policiales de Latinoamérica en Estados Unidos (APALA).

Pese a que el presidente Donald Trump ha amenazado con reducir la ayuda de Estados Unidos para los países del Triángulo del Norte que no hagan su trabajo en la lucha contra la MS e intensifica su política antiinmigrante usando a la pandilla como su “caballo de troya”, el tema de los oficiales y el delegado es casi desconocido para la embajadora salvadoreña en Washington, Claudia Canjura, para la Cancillería salvadoreña y para el comisionado de Relaciones Internacionales de la Policía Nacional Civil (PNC), David Martínez. Al ser cuestionado, este último dijo: “Desconozco sobre ese tema”.

Según el vocero de la oficina consular salvadoreña en Washington, el tema del nombramiento le compete al Ministerio de Relaciones Exteriores, mientras que la embajada se encarga únicamente de realizar los trámites diplomáticos para garantizar la estadía de esta figura en el país.

Por su parte, voceros de la Cancillería salvadoreña en Estados Unidos dijeron que esa entidad se encarga de emitir el pasaporte y las credenciales del delegado luego de que la PNC haga su nombramiento.

La firma de uno de estos convenios que ahora incumple El Salvador se hizo durante la administración del expresidente Elías Antonio Saca, en 2008.

Entonces, el Gobierno salvadoreño se comprometió a nombrar delegados policiales en varios países, incluido Estados Unidos, y aunque nombró a uno, desde 2012 que fue retirado del cargo no se ha nombrado a su sucesor.

“Este delegado no es solo para trabajar en el apoyo al combate contra las pandillas. La idea es que estos delegados se acerquen a las comunidades de ciudadanos de sus países para trabajar en temas de seguridad y migración. Pueden buscar familiares detenidos en Estados Unidos o en situación de riesgo o de peligro en otro país, porque esta persona mantiene comunicación constante con otras agencias del país para informarse sobre movimientos y acciones, y también es para apoyar al consulado en tareas relacionadas a las acciones de la Policía”, explicó el oficial.

En 2012, el entonces ministro de Seguridad y Justicia, David Munguía Payés, dijo que la función de los delegados policiales sería generar información de seguridad pública de interés para los países en los que se encuentre destacado este personaje y también para El Salvador. La información generada por este delegado también sería intercambiada entre los centros policiales de trabajo entre El Salvador y EUA.

Los países en los que El Salvador debe designar un delegado policial son escogidos de acuerdo con el impacto que generan los índices criminales en los que estén relacionados ambos países de intereses. En tres años, varias ciudades de Estados Unidos han tenido alza en violencia de la MS, declarada como grupo criminal transnacional por la nación del norte y como terrorista por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador.

Oscuros candidatos

Poco después de firmar uno de los convenios, Ricardo Menesses, exdirector de la PNC, fue designado como el primer delegado policial para Washington. Entonces, Insight Crime informó que Menesses tendría un salario de $7,000 y que además estaría en la sede consular como una figura diplomática.

Sin embargo, pocos meses después se informó que el exdirector era un consejero para la oficina consular y no un delegado de la Policía. En 2012, durante el gobierno de Mauricio Funes, Menesses fue removido del consulado de Washington luego de que la Inspectoría de la PNC abriera un expediente en su contra por supuestos vínculos con el narcotráfico.

El 30 de abril de 2013 fue nombrado Luis Ernesto Nuñez Cárcamo como el nuevo delegado policial. Pero el exoficial de la PNC también fue removido del cargo a final de ese mismo año después que el Tribunal de Ética de la PNC abrió también una investigación por sus supuestos vínculos con el famoso líder de la banda de “Los Perrones”, José Natividad Luna.

En 2012, con Munguía Payés al frente del Ministerio de Seguridad y Justicia, se informó que El Salvador estaba trabajando para nombrar a varios delegados policiales, como parte de los acuerdos firmados por el país, en Colombia y Guatemala, pero no se habló del nombramiento de la figura para Estados Unidos.

Lee también

Comentarios