Lo más visto

EUA sigue separando familias en frontera: salvadoreño perdió a su hijo

Según propublica.org, el Gobierno de Estados Unidos está usando nuevos argumentos para justificar la separación de familias migrantes. Se conoció el caso de un salvadoreño que ha sido separado de su hijo de cuatro años de edad.

Enlace copiado
Niños migrantes detenidos en Arizona en junio de 2018. Foto LPG / Archivo

Niños migrantes detenidos en Arizona en junio de 2018. Foto LPG / Archivo

Enlace copiado

Las autoridades de Estados Unidos siguen separando a niños de sus familias, según publica propublica.org. El argumento que se usa es que se protege a los menores de padres criminales. Esto es considerado como la continuación de la política de "tolerancia cero" impulsada por el presidente Donald Trump, pero ahora con una táctica diferente.

"La administración de Trump ha reanudado discretamente la separación de las familias inmigrantes en la frontera, en algunos casos utilizando acusaciones vagas o infundadas de irregularidades o violaciones menores contra los padres, incluidos los cargos de reingreso ilegal al país, como justificación", sostiene ese medio de comunicación.

ProPublica es el medio de comunicación que publicó un audio en el que se escucha cómo niños lloran por sus padres mientras responden a preguntas a integrantes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos. Una de las niñas dijo ser de El Salvador y luego se contactó a su tía. Ese audio impactó al mundo al mostrar el sufrimiento de los niños migrantes con el trato recibido en Estados Unidos.

Familia salvadoreña separada

La periodista Ginger Thompson expone el caso de un padre salvadoreño que fue separado de su hijo de cuatro años de edad por agentes fronterizos en South Texas. Julio, un hombre que asegura huir de la violencia por pandillas en El Salvador, fue separado de su hijo, Brayan, cuando habían pedido asilo.

La reportera ubicó al niño en una agencia de cuidado temporal en Nueva York. La abogada que representa al niño (Jodi Ziesemer, de Catholic Charities) no sabía que él había sido separado de su padre.

Según propublica.org, el Gobierno de Estados Unidos se estaría aprovechando que Dana Sabraw, el juez que frenó la política de tolerancia cero, eximió los casos en los que la seguridad de los niños estaba en riesgo.

Un funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos reconoció a la periodista Thompson que las familias migrantes siguen siendo separadas, pero que esta situación no está relacionada con la política "tolerancia cero". No quiso decir cuántos niños han sido alejados de sus padres bajo la nueva justificación.

Esa oficina asegura que Julio pertenece a la pandilla MS-13, por lo que le quitaron a Brayan. Según su abogado, Julio llegó a Estados Unidos con una carta de un abogado y de su exempleador en la que lo respaldan y aseguran que no ha pertenecido a pandillas. Julio no tiene tatuajes en su cuerpo, según la reportera.

Julio fue separado de su hijo después de estar detenidos juntos. Él contó que ha tenido alguna comunicación por teléfono con su hijo, pero que lo que le dice le ha resultado desgarrador: "Me dice: 'Ya no eres mi papá, tengo un nuevo papá'. Ni siquiera me llama papá". La mamá de Julio en Austin (estado de Texas) los esperaba y tiene una habitación lista para el pequeño Brayan.

Tags:

Lee también

Comentarios