El Departamento de Seguridad Nacional, responsable de decidir sobre TPS, tiene nueva jefa

El cambio de mando en DHS añade incertidumbre para los tepesianos. Este es el tercer departamento más amplio en el Gobierno de los Estados Unidos.

Enlace copiado
Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional.

Enlace copiado

A raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001 el Congreso de los Estados Unidos aprobó la creación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), que comenzó a funcionar formalmente el 1 de marzo de 2003.

El Departamento es ahora uno de los más grandes de Estados Unidos, encargándose de "asegurar a la nación de las muchas amenazas que enfrenta", de acuerdo a la información oficial de la agencia. La cabeza del DHS debe de encargarse de "mantener a América a salvo", administrando diferentes oficinas que ven desde aviación, hasta seguridad fronteriza, respuesta a emergencias, ciberseguridad, terrorismo, desastres naturales, entre otros.

Una responsabilidad que este año pasó de manos del general retirado John Kelly, quien ahora es jefe de Gabinete de la Casa Blanca, a la secretaria interina Elaine Duke. Finalmente, el martes pasado el Senado confirmó a la elegida del presidente Donald Trump: Kirstjen Nielsen, un calco del exsecretario Kelly.

Nielsen juró en el cargo la semana pasada. Ella ayudó a desarrollar las estrategias actuales del departamento.

Con la secretaria interina Duke es con quien el canciller de la República, Hugo Martínez se ha reunido para hacer gestiones por el TPS de El Salvador. El canciller Martínez asegura que Duke le ha expresado que la decisión que se tome sobre el TPS en enero no se hará efectiva de inmediato. No está claro si Nielsen mantendrá la misma línea.

 

Nielsen, abogada de profesión y de 45 años, ya había trabajado como jefa de Gabinete del DHS bajo el mando de Kelly.

En noviembre, reportes de la prensa estadounidense aseguraron que el general Kelly no solo había presionado a Duke para terminar el TPS de Honduras, sino que la Casa Blanca estaba ejerciendo presión para confirmar a Nielsen lo más pronto posible para que sea ella quien tome las decisiones que se vienen sobre el beneficio migratorio de centroaméricanos.

Tenemos razón de preocupación ya que Nielsen era la mano derecha del general John Kelly cuando él era secretario de Seguridad Nacional. Reportes que Kelly había presionado a Duke para que acabara con el Estatus de Protección Temporal y así expulsar a (los hondureños) del país plantean dudas con la independencia de Nielsen bajo este cargo”, dijo a LA PRENSA GRAFICA la gerente de campaña de migración para el Centro para el Progreso Americano (CAP, en inglés), Claudia Flores.

Desde la creación del DHS, es el secretario de esta rama del Ejecutivo quien se encarga de otorgar o terminar designaciones de TPS.

 

Pero este es solo uno de los temas que ocupan ahora a Nielsen, quien tendrá bajo su cargo a unos 240,000 empleados.

Seguridad interior y en la frontera

Como dirigente del DHS, Nielsen tendrá ahora bajo su mando a los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) -seguridad al interior del país- y a los de la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés) -seguridad en la frontera-.

En su audiencia de confirmación ante el comité de Seguridad del Senado, a principios de noviembre, Nielsen dijo que daría todo su apoyo a los oficiales y que no veía necesaria la construcción de un muro a lo largo de toda la frontera sur, sino que (al igual que Kelly) le apuesta a aplicar las leyes “de forma inteligente”.

“Vamos a hacer cumplir nuestras leyes, es vital que lo hagamos. Lo haremos si logro la confirmación, pienso hacerlo”, dijo Nielsen ante los senadores.

Trabajaré todos los días para aplicar nuestras leyes, asegurar nuestras fronteras, y proteger a los americanos de criminales peligrosos, terroristas y ciberataques y otras amenazas.

 

TPS y DACA

“Tengo entendido que no hay otras razones o exenciones para que esa información pueda ser compartida para propósitos policiales; si las hay, me comprometo a venir a hablarles sobre eso y negociar una solución juntos”, señaló Nielsen al ser cuestionada sobre si la agencia llegaría a compartir los datos de los los jóvenes “dreamers” con el fin de deportarlos.

El plazo para que el Congreso salve a DACA vence el 5 de marzo de 2018.

Además, el TPS de El Salvador expira en marzo de 2018, por lo que 60 días antes la secretaria Nielsen deberá de anunciar si extiende o no otra prórroga para unos 190,000 salvadoreños. No está claro si el cambio de mando en el DHS hará que las negociaciones que el Gobierno de El Salvador ha sostenido en Estados Unidos desde noviembre de 2016 se tambaleen.

Menores no acompañados

Sobre si estaría de acuerdo en deportar a los menores que llegan a la frontera sur de forma irregular y sin la compañía de un adulto, Nielsen respondió a los senadores que estaría de acuerdo a que estos niños se reúnan con sus familiares; pero en sus lugares de origen.

Emergencias y ciberseguridad

Ya no es secreto que las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos se vieron perjudicadas por la propagación de desinformación en redes sociales como Facebook, Twitter, y en Google.

Nielsen es experta en ciberseguridad, y ante los senadores prometió “Proteger nuestras redes y asegurar los intereses de nuestra nación en el ciberespacio”.

El DHS se encarga de coordinar la respuesta ante desastres, ataques terroristas, y emergencias desde los atentados del 11-S.

La ahora secretaria Nielsen prometió usar su experiencia como experta en ciberseguridad “en el sector privado y público” para “el reto de resistir a los ciberataques” y “proteger nuestras redes y asegurar los intereses de nuestra nación en el ciberespacio”.

Nielsen es la sexta secretaria en el departamento y es la primera exempleada que se covierte en jefa. 

Tags:

  • Casa Blanca
  • TPS
  • TPSElSalvador
  • Kirstjen Nielsen
  • Elaine Duke
  • John Kelly
  • DHS

Lee también

Comentarios

Newsletter