Lo más visto

Más de Departamento 15

El Dream Act aportaría beneficios económicos a muchos estados, dice informe

Los beneficios económicos serán mayores si se toma en cuenta que muchos de los Dreamers son universitarios. 

Enlace copiado
Los

Los "Dreamers" son defendidos por activistas.

Enlace copiado

Si el Congreso aprueba un Dream Act que legalice a centenares de miles de Dreamers, eso aportaría más de $280,000 millones a la economía nacional en una década,  y  aumentaría las arcas de la mayoría de los estados, principalmente California, Texas, Florida e Illinois, según un análisis divulgado este jueves por el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

El centro de estudios ya había realizado un análisis sobre el impacto de la legalización de los Dreamers en la economía nacional, pero el nuevo informe detalla por primera vez los beneficios del Dream Act en los 50 estados y en diversas industrias.

Además, deja en claro que la legalización de los Dreamers sería clave para los esfuerzos de reconstrucción en Texas y Florida, azotados por los huracanes Harvey e Irma, respectivamente.

La divulgación del informe se enmarca en una intensa campaña de presión a favor de legalizar a los Dreamers que llegaron a EEUU de forma ilegal cuando eran niños, mientras líderes demócratas y republicanos negocian a puerta cerrada la mejor vía legislativa para lograr esa meta.

El Congreso tiene hasta el 5 de marzo de 2018 para consensuar una solución permanente para los jóvenes que perderán gradualmente a partir del próximo año su permiso bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Alrededor de 800,000 jóvenes se ampararon al DACA pero, debido a ajustes migratorios, la revocación o la no renovación voluntaria de permisos, la cifra actual ronda los 690,000, según el Departamento de Seguridad Nacional.

El Dream Act es uno de varios proyectos de ley ante el Legislativo, tiene dos versiones, la “S.1615” en el Senado y la “H.R. 3440” en la Cámara de Representantes, y es considerada la de mayor alcance hasta la fecha.

Bajo la versión del Senado, presentada por el demócrata Dick Durbin, y el republicano, Lindsey Graham, los “Dreamers” primero recibirían un permiso de residencia condicional y, ocho años más tarde, la “tarjeta verde”,  ya sea por completar la secundaria, inscribirse en las Fuerzas Armadas, o cumplir con ciertos requisitos laborales.

La adopción del Dream Act aportaría al menos $281,000 millones al Producto Interno Bruto (PIB) de EEUU en una década.

Beneficios para los estados también

En California, donde viven 515,000 jóvenes elegibles para el Dream Act,  la iniciativa, de ser aprobada, añadiría hasta $20,300 millones a su PIB cada año.

Texas tiene 306,000 posibles beneficiarios, y allí el Dream Act generaría hasta $11,400 millones a su economía estatal cada año, además de que, en medio de la enorme labor de reconstrucción tras el paso del huracán “Harvey”,  su sector de construcción añadiría entre $562 millones y $2,000 millones cada año, según CAP.

Mientras, en Florida, con un total de 117,000 Dreamers, la legislación añadiría a su PIB hasta $4,100 millones cada año. Allí, el sector de la construcción registraría un aumento de entre $118 millones y $416 millones cada año, especialmente por las continuas obras de reconstrucción tras el huracán “Irma”.

Nueva York, donde viven unos 115,000 Dreamers,  el aumento para la economía estatal sería de $1,700 millones al año.

Asimismo, la economía estatal de Illinois registraría hasta $4,000 millones cada año por las contribuciones de los posibles beneficiarios del Dream Act, que en ese estado totalizan 96,000.

Aún los estados con poblaciones menores de Dreamers registrarían beneficios económicos a corto y largo plazo con el ingreso de estos jóvenes a la fuerza laboral de forma permanente.

Por ejemplo, en Georgia, los 65,000 Dreamers en la fuerza laboral generarían gananciars de hasta $2,400 millones cada año, mientras que la economía de Arizona tendría un aumento de hasta $2,000 millones por las aportaciones de 54,000 Dreamers.

En Nevada, que tiene 36,000 trabajadores Dreamers, el PIB aumentaría por hasta $1,300 millones al año, mientras que en Nueva Jersey, donde viven 61,000 “Dreamers, el aumento sería de casi $800 millones.

La adopción del Dream Act beneficiaría a la economía porque el incremento de la productividad laboral suele estar acompañado por mayores inversiones de capital, como la compra de maquinarias e inmuebles, por parte de las empresas.

Los beneficios económicos serán mayores si se toma en cuenta que muchos de los Dreamers van a la universidad y obtienen diplomas que les permiten mayores ingresos y oportunidades laborales.

Industrias más beneficiadas

El informe señaló que la industria de servicios, como hoteles y restaurantes, estaría entre los sectores más beneficiados por un Dream Act, aunque el monto varía de un estado a otro y dependiendo del porcentaje de Dreamers en su fuerza laboral.

En general, los sectores agrícola, manufacturero, de ventas al por mayor y al menudeo, y de servicios de salud y educación serían los más beneficiados.

Tags:

Lee también

Comentarios