Lo más visto

El "Garrobero migueleño" conquista Estados Unidos

Manuel Giralt encontró en la comida una forma de salir adelante en EUA

Enlace copiado
Emprendedor.   En los planes de Manuel Giralt está llevar muy pronto sus deliciosas tortas a Colorado, Nevada, Nebraska y Tennesse.

Emprendedor. En los planes de Manuel Giralt está llevar muy pronto sus deliciosas tortas a Colorado, Nevada, Nebraska y Tennesse.

Enlace copiado

Manuel Giralt, un salvadoreño que vive en Estados Unidos, sabe de nostalgia, de esa nostalgia que llena a los compatriotas que viven lejos de su tierra. Este gran migueleño encontró una manera creativa de calmar el sentimiento a través de una sabrosa comida que aprendió a preparar en su ciudad natal: las tortas migueleñas.

Desde hace dos años, Giralt, que es conocido como "el Garrobero migueleño", viaja por varias ciudades estadounidenses y ha llevado sus ricas tortas, aclamadas por la comunidad latina, hasta por 19 estados, entre ellos Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Virginia y Washington D. C.

"Me tuvieron que operar luego de un accidente, y en aquel momento dije: ‘¿Cómo voy a hacer para solventar mi vida?’ Ahí surgió la idea de hacer las tortas. Pensé: ‘Las famosísimas tortas del Garrobero migueleño aquí en Nueva York por primera vez deleitando a los salvadoreños, a hermanos centroamericanos, de Suramérica y hasta a norteamericanos’", recuerda Giralt.

Para este compatriota, los obstáculos que la vida trae son un reto para salir adelante. Giralt padece pseudoacondroplasia, es decir una deficiencia en el crecimiento óseo. Pero esto no ha sido un impedimento.

En 2016, y diez días después de llegar a Estados Unidos, sufrió el grave accidente que casi le cuesta la vida, pero pese a todas las pruebas ha sabido superarse. El "Garrobero", además, tiene un talento especial para el baile. Su ritmo preferido es la cumbia y este gusto lo ha llevado a participar en programas de renombre internacional como "Don Francisco presenta", adonde fue invitado para hablar de su padecimiento y mostrar sus dotes artísticas. Aprendió a preparar las tortas junto a su esposa antes de emigrar; desde entonces ya era muy conocido en San Miguel por su sazón.

Cuando encontramos en Annapolis al "Garrobero", tenía cuatro días de estar en la ciudad de Maryland, en casa de Israel Culgua, un inmigrante que lo contactó por las redes sociales para que llevara sus famosas tortas hasta el lugar.

Manuel Urzúa, un guatemalteco que reside en la zona y que supo de Giralt en las redes y en el programa "Don Francisco presenta", se enteró de que las famosas tortas llegaron a Maryland y se puso en camino hacia la casa de Culgua. El guatemalteco condujo por más de 40 minutos para llegar al improvisado restaurante para probar las famosas tortas.

Desde temprano, el "Garrobero" se puso a trabajar, cortó los tomates, las cebollas y poco a poco dio sabor al chirimol, ingrediente indispensable en sus tortas. Sazonó los frijoles y el pollo, y desde temprano el jamón estaba listo, cortado en lascas, y la lechuga fresca fue picada, antes de que llegaran los comensales. ¡Todo estaba listo! La pequeña mesa ubicada junto a la puerta trasera de una casa de la calle Magnolias, en Annapolis, recibía a curiosos y conocidos que buscaban con una torta saborear algo de su país.

Luis Vásquez, un salvadoreño de la zona, llegó junto con su esposa y sus dos hijos nacidos en EUA para comer una torta del "Garrobero". "Les dije: ‘Vamos, tenemos que probar el sabor de nuestro pueblo, y más que es de oriente’", dice el compatriota emocionado.

Según el "Garrobero", cada vez que se instala con las tortas prepara cerca de 125 y logra vender todas.

Tags:

  • Garrobero migueleño

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines