El Salvador, abierto a considerar nuevo TPS

El canciller salvadoreño dijo que EUA reorientará algunos fondos para apoyar crisis.
Enlace copiado
El Salvador, abierto a considerar nuevo TPS

El Salvador, abierto a considerar nuevo TPS

El Salvador, abierto a considerar nuevo TPS

El Salvador, abierto a considerar nuevo TPS

Enlace copiado
* El autor es investigador asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos de American University en Washington, D. C.

José Alfredo Santos, hondureño, tomó el megáfono, se paró en el centro del círculo de personas que habían llegado a la esquina formada por el cruce de la Avenida Pennsylvania y 17 Noroeste, en Washington, y leyó: “Venimos a acompañar la lucha para (pedir) el alivio de un TPS mientras logramos la ansiada reforma migratoria”. De fondo, el Viejo Edificio Ejecutivo, el complejo de oficinas aledaño a la Casa Blanca donde, entre otras cosas, despachan los colaboradores más cercanos de Barack Obama, incluido en ocasiones el vicepresidente Joseph Biden.

A media cuadra de la esquina en que José Alfredo pedía un nuevo TPS, cinco policías uniformados, miembros del servicio secreto (la escolta presidencial de Estados Unidos) cerraban la prolongación de la Pennsylvania que pasa frente a la Casa Blanca y la Casa Blair, un viejo edificio en el que se hospedan dignatarios que visitan Washington y donde, ayer, Biden se reunió con los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador para hablar, precisamente, de las decenas de miles de migrantes de esos países que siguen viniendo a Estados Unidos sin documentos.

En específico, la reunión, según los comunicados oficiales emitidos por las embajadas de Honduras y El Salvador, era para abordar los avances de los países del Triángulo Norte en la ejecución de la Alianza para la Prosperidad.

En el marco de la discusión sobre la crisis migratoria que la llegada masiva de menores centroamericanos ha generado en Estados Unidos desde 2014, y de la ejecución de fondos para la Alianza para la Prosperidad, organizaciones promigrantes han pedido a los gobiernos del Triángulo Norte que consideren pedir un TPS (estatus de protección temporal) específico para esos niños y sus familias.

Ayer, el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, quien acompañó al presidente Salvador Sánchez Cerén a la reunión con Biden, dijo que el Gobierno de El Salvador está abierto a discutir esa posibilidad.

“Estamos abiertos a considerar cualquier medida que pueda beneficiar a nuestros compatriotas y precisamente ahorita voy a una reunión con miembros de estas organizaciones, para hablar de cuáles serían las bases de una petición así... Para analizar la viabilidad de una medida de este tipo”, dijo Martínez a la salida de la reunión con Biden.

EUA reorientará fondos de sus agencias

La reunión del vicepresidente estadounidense con los presidentes Sánchez Cerén, Juan Orlando Hernández (Honduras) y Jimmy Morales (Guatemala), fue una de seguimiento a la ejecución de fondos para la alianza. En diciembre pasado, el Congreso estadounidense aprobó el desembolso de $750 millones para financiar el plan.

En la ley de presupuesto aprobada, el Congreso pone varias condicionantes para el desembolso del dinero, entre las que incluye ejecución de medidas de combate a la corrupción y en pro de la transparencia en el uso de fondos públicos, así como campañas para disuadir la migración de menores.

“Acordamos que trabajaremos en paralelo las medidas de corto plazo (campañas disuasivas) y la ejecución de planes que van a combatir las causas de la migración en las comunidades de origen de los migrantes... No podemos cantar victoria, porque las cifras (de menores migrantes indocumentados) bajaron el año pasado”, aseguró Martínez.

El canciller salvadoreño dijo que uno de los principales acuerdos de la reunión de ayer es que Estados Unidos se comprometió a ajustar los planes de sus agencias que trabajan en el terreno en Centroamérica con las prioridades establecidas por la alianza y los planes nacionales de desarrollo que los gobiernos centroamericanos ya ejecutan.

Martínez reveló, además, que Estados Unidos ha accedido a que algunos fondos no ejecutados en el Triángulo Norte se reorienten para empezar con la aplicación de algunas medidas, mientras los fondos aprobados en diciembre de 2015 empiezan a desembolsarse en octubre de este año.

La presión de las cifras

Los planes, desembolso de fondos y discusiones políticas generadas por la llegada de unos 70,000 menores migrantes sin compañía en 2014, la mayoría centroamericanos del Triángulo Norte, ha replanteado la discusión migratoria en Washington, al punto que el Senado y la Cámara de Representantes han hecho duros cuestionamientos a las agencias del Ejecutivo encargadas de lidiar con el tema, sobre todo al Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés) y sus dependencias.

Tags:

  • biden
  • tps
  • eua
  • migracion
  • menores

Lee también

Comentarios

Newsletter