Lo más visto

Más de Departamento 15

El milagro no llegó para la familia del marine salvadoreño Carlos Segovia

El milagro que esperaba su familia se extinguió y fue declarado “clínicamente muerto” el lunes. Ayer por la noche su familia y amigos se reunieron en una vigilia a la luz de las velas para recordarlo
Enlace copiado
El milagro no llegó para la familia del marine salvadoreño Carlos Segovia

El milagro no llegó para la familia del marine salvadoreño Carlos Segovia

El milagro no llegó para la familia del marine salvadoreño Carlos Segovia

El milagro no llegó para la familia del marine salvadoreño Carlos Segovia

Enlace copiado
Todavía este lunes por la mañana Sandra López se aferraba a que alguna especie de milagro le devolviera la vida a su hijo. Se negaba a que lo desconectaran del respirador artificial, decía que su hijo no se había convertido en un marine para rendirse, que eso no estaba en su naturaleza. Tenía fe en que el cuerpo de su hijo volviera a responder, a pesar de que ya había sido declarado con muerte cerebral. Esperaba un milagro.

“Yo les dije: ‘OK, ustedes me dicen que se considera como muerte cerebral, pero yo como madre y como enfermera necesito pruebas’”, relató López a los medios de comunicación que hacían guardia en las afueras del hospital de California, en Los Ángeles, Estados Unidos.

Pasadas las horas, el diagnóstico médico tomó forma y la familia aceptó que el marine salvadoreño, Carlos Segovia, no volvería a respirar por si solo.

“Ya no hay (ninguna forma de que la persona regrese) después de la muerte cerebral. Allí solo en un milagro, pero médicamente no hay posibilidades”, explicó a LA PRENSA GRÁFICA Edson Alas, médico especialista en neurocirugía.

Y Segovia no regresó. Luego del disparo que le impactó directamente en la cabeza todas sus funciones cerebrales cedieron. Desde ese momento no tuvo posibilidades de sobrevivir.

Movimiento, conocimiento, respiración, “todas las respuestas del tallo encefálico ya no existen”, detalló Alas.

Ahora sus amigos y familiares tienen solo el consuelo de recordarlo como un joven altruista, que amaba la vida y motivaba a vivir. Servía como voluntario en los alrededores de donde fue atacado. Ayudaba a indigentes, mascotas, y a limpiar las calles.

Aún luego de su partida servirá a los demás, sus órganos serán donados y traerán energía a otro cuerpo. Sus “córneas, corazón, riñón, pulmón, e hígado”, órganos que, según el neurocirujano Alas, son los que se destinan para trasplantes; traerán esperanza a otras familias.

El milagro no llegó

Tres días después de haber recibido un impacto de bala en el cráneo por unos supuestos asaltantes y de haber sido diagnosticado con “muerte cerebral”,  Segovia fue declarado clínicamente muerto el lunes 19 a las 8 de la noche en el California Hospital, en Los Ángeles, Estados Unidos.

Su madre declaró a Univisión Noticias que el objetivo ahora es mantener sus órganos para que sean donados, como era su deseo.

Con esta decisión el caso pasa a investigarse como homicidio, según la oficina del médico forense del condado de Los Ángeles.

La novia del salvadoreño, Kimberly Pérez, declaró a Univisión Noticias que el viernes 16 a las 11:28 de la noche Segovia la llamó para decirle que unos hombres estaban tratando de robar el automóvil de su madre. Escuchó un intercambio de palabras y luego un disparo. Fue la última en hablar con él.

Se consultó al Departamento de Policía de Los Ángeles cómo procedería la investigación pero dijeron que no tienen una respuesta "por el momento".

Tags:

  • estados unidos
  • los angeles
  • marine
  • carlos segovia

Lee también

Comentarios