Lo más visto

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

Hasta la fecha, Méndez ha realizado coberturas de temas que han causado revuelo en Estados Unidos y el mundo.
Enlace copiado
El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

El periodista salvadoreño que pintó piezas de avión en EUA en busca de su sueño

Enlace copiado
Fe, perseverancia y responsabilidad son para Juan José Méndez los puntos clave para hacer realidad los sueños. Este periodista salvadoreño dejó su país hace 12 años en busca de alcanzar sus propósitos, aunque estaba claro que el camino no sería fácil.

A inicios del año 2000, Méndez quien aún cursaba sus estudios universitarios de periodismo, comenzó a trabajar como reportero de un noticiero salvadoreño donde ejerció su profesión durante cuatro años. Tiempo que le permitió ganarse el cariño y aceptación de la audiencia, que sigue muy de cerca los pasos de este profesional de la noticia.

Aunque Méndez asegura que tenía todo en su trabajo y su país, quería algo más. “Siempre me han gustado los retos y yo sentía que debía ir más allá, por eso, en 2004, tomé la decisión y me vine a Estados Unidos”.

Esa fue una de las elecciones más difíciles que ha tomado en su vida. En enero de ese año su madre estaba hospitalizada. “Fue muy duro dejar a mi mamá en una cama de hospital; esa fue la despedida más amarga de mi vida, porque no sabía si iba a regresar. Yo no sé de dónde agarré fuerzas”.

Al llegar a Texas, su primer trabajo fue en una compañía donde trabajaban en pintura de piezas de aviones. “Era muy pesado y cuando no había mucho trabajo, tocaba lavar hasta los baños y yo decía: ¿Qué hago aquí lavando baños?, mejor me regreso a mi país. Son momentos muy duros, lloras y te das cuenta que estás solo, y recuerdo que me decían: Este es el derecho de piso que debes pagar y, con los años, lo entendí”.

A pesar de los obstáculos, “el chele” como es conocido en el medio y por sus amigos, no se detenía. Luego comenzó a trabajar en una tienda en internet y en ventas. Su familia lo motivaba a seguir adelante y a no mirar atrás. “Mi tío me dijo una vez: nunca olvides a donde quieres llegar, porque tarde o temprano llegará”.

Y así fue que, en el 2006, en Los Ángeles, se le presentó la oportunidad de comenzar a trabajar en su más grande pasión: el periodismo. En ese año se convirtió en reportero de una estación local y en ocasiones presentaba el noticiero.
En 2013 se incorporó al equipo del noticiero nacional y ocupó el cargo de corresponsal para la costa oeste del país.   

Pero en junio de 2015, Juan José Méndez dio el salto a la cadena Telemundo Network y se integró al equipo de corresponsales para el noticiero nacional y para el informativo “Al Rojo Vivo con María Celeste”.



Desde entonces y a la fecha, Méndez ha realizado coberturas a temas que han causado revuelo en Estados Unidos y el mundo.



Las historias que más lo han marcado es el drama que viven los inmigrantes que deciden cruzar la frontera exponiéndose a todo tipo de riesgos.

“He viajado hasta la frontera y visto el sufrimiento de mi gente que lo único que llevan es las ganas de llegar a Estados Unidos, porque han tenido que huir de su país por la violencia o por la falta de oportunidades”.

Méndez ha recibido una serie de reconocimientos por parte de las cadenas en las que ha trabajado, así como por las comunidades latinas que trabajan a favor de los derechos de los inmigrantes.

A pesar de las dificultades por las que ha atravesado, el optimismo siempre está presente en su vida. “El que no arriesga no gana, nunca hay que renunciar a nuestros sueños y debemos aferrarnos a ellos porque tarde o temprano se cumplirán. Si quieren ser periodistas, deben prepararse, informarse y dar lo mejor todos los días”, concluye.

 
 

Tags:

  • eua
  • periodistas salvadoreños

Lee también

Comentarios