Lo más visto

El "perturbador" caso de madre e hija salvadoreñas deportadas por error de EUA

"Devuelvan ese avión". El juez federal Emet Sullivan amenazó al fiscal general Jeff Sessions con señalamientos de "desacato a la corte" si la familia salvadoreña no estaba de regreso en los Estados Unidos para este viernes. Sullivan dictaminó que no aceptaría ninguna excusa de la administración de Donald Trump, ya que la deportación hacia El Salvador, apresurada y en silencio, de las inmigrantes le parecía "inaceptable".  
Enlace copiado
Foto con fines ilustrativos.

Foto con fines ilustrativos.

Enlace copiado

Todo se descubrió el jueves por la mañana en una corte de Washington. Para sorpresa de los abogados de la ACLU, dos de sus clientas habían sido puestas en un avión hacia El Salvador mientras ellos aún peleaban su caso con el Gobierno de los Estados Unidos. 


El juez federal Emet Sullivan resolvió ayer detener la deportación de los inmigrantes que demandaron a la administración Trump por negarles asilo a pesar de ser víctimas de violencia doméstica y de pandillas en sus países de origen. El fallo tuvo impacto en todo Estados Unidos. Pero las salvadoreñas, parte del grupo demandante de la ACLU, ya estaban camino a El Salvador cuando Sullivan dio el fallo. 


"Mientras el juez deliberaba sobre la suspensión, salieron a la luz noticias perturbadoras: el jueves temprano por la mañana el Gobierno había sacado a dos de nuestras clientas, una madre y su hija menor, de sus salas de detención y los había enviado a un vuelo de regreso a El Salvador. Esto violó directamente las promesas del gobierno en audiencia pública el día anterior de que nadie en el caso sería removido antes de las 11:59 p.m. del jueves por la noche", dijo la Asociación Americana para las Libertades Civiles (ACLU, en inglés) en un comunicado de prensa. 


De acuerdo a la ACLU, el juez Sullivan no ocultó su "indignación" con la maniobra tomada por el Gobierno de Estados Unidos y tachó en corte de "inaceptable" que dos personas que buscaban asilo y protección fueran echadas del país mientras, "literalmente, sus abogados estaban argumentando en su favor". 


En ese momento, Sullivan ordenó: "Devuelvan ese avión". Un oficial del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) confirmó luego a CNN que madre e hija aterrizaron en El Salvador, pero no desembarcaron. 


Carmen (nombre cambiado por la ACLU) y su hija habían huído de El Salvador para escapar a dos décadas de abuso sexual. Además, habían sido amenazadas de muerte por pandilleros. A Carmen la violaron más de una vez. La acosaron, y amenazaron de muerte. 


Todas estas causas dejaron de contar para que un inmigrante obtenga asilo y protección humanitaria en los Estados Unidos bajo la administración de Donald Trump, debido a una orden emitida por la Fiscalía hace poco más de dos semanas. 


Pero la ACLU no se quedó de brazos cruzados y, en nombre  de un grupo de inmigrantes, decidió demandar el lunes pasado al Gobierno para detener la entrada en vigor de las nuevas regulaciones de asilo.  


La organización dijo que las salvadoreñas tenían un caso "creíble", pero se les negó la protección.

 
"Lo que le sucedió a Carmen representa exactamente por qué es necesaria la suspensión: esta administración ha demostrado una y otra vez que en su prisa por deportar a tantos inmigrantes como sea posible, infringirán la ley y pondrán cruelmente en peligro las vidas de las personas más vulnerables", dijo la ACLU. 


Para el fiscal general, Jeff Sessions, los inmigrantes como Carmen se aprovechan del sistema migratorio de Estados Unidos. Además, dice que quienes piden asilo por violencia de pandillas o doméstica no deberían obtenerlo, porque no es un daño que les haga de forma directa su país de origen. 


Sullivan dictaminó, además, que si las salvadoreñas no estaban en suelo estadounidense para este viernes, giraría una orden por "desacato a la corte" en contra del fiscal Sessions


Para las leyes que han regido Estados Unidos por años "el estatus de asilo es una forma de protección disponible para las personas que

 

  • Satisfacen la definición de refugiado
  • Están ya en los Estados Unidos
  • Piden admisión en un puerto de entrada
  • Puede solicitar asilo en los Estados Unidos sin importar su país de origen o su estatus de inmigración actual". 

La ACLU es una organización que ha trabajado casi un siglo por los derechos y libertades de las personas, acorde a la Constitución y leyes de los Estados Unidos. 

Tags:

Lee también

Comentarios