Lo más visto

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

“Me hicieron muchas entrevistas bilingües, éramos casi 80 candidatos y muchos de ellos graduados de la Universidad de Texas. Dios es grande y me siento muy bendecido que la oportunidad fue para mí”.
Enlace copiado
El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

El problema del idioma era abrumador: periodista salvadoreño en EUA

Enlace copiado
Su curiosidad, su pasión por la lectura y sus ganas de conocer más sobre su entorno, llevaron a Marlon Sorto a dedicarse al mundo del periodismo. “Cuando me gradué de bachiller en el año 2000 busqué una profesión que me permitiera experimentar un poco de todo y me decidí por el periodismo”.

Marlon reconoce que el camino no le fue fácil al principio. Comenzó como colaborador en un periódico salvadoreño en 2002, donde estuvo varios meses ad honorem, luego obtuvo la plaza. Después se le presentó la oportunidad de desarrollarse como comunicador institucional en la Federación Salvadoreña de Fútbol. Pero en 2006 entró al mundo de la televisión y asegura que fue una de sus más grandes escuelas. Cuatro años más tarde, regresó a la comunicación institucional.



La vida cambiaría para este periodista salvadoreño. En 2013 decide irse a Estados Unidos, en busca de mejores oportunidades y para reunirse con su familia. Pero al llegar a esa nación todo cambió, el panorama no era lo que esperaba. “Fue una experiencia muy triste, abrumadora. Estaba en un país que no era el mío y sin mi esposa. Tuve que luchar con la nostalgia de extrañar mi cultura, mi gente, mis amigos, por entender y hablar el idioma. No sabía cuánto me tomaría encontrar un trabajo de mi carrera o no sabía si lo lograría”.

Aunque no tenía certeza de su futuro, Marlon asegura que su fe nunca se debilitó. En enero de 2014 comenzó a trabajar como reportero para los periódicos de Texas Austin American-Statesman y ¡Ahora Sí!, ambos en Austin.

Afirma que su camino por llegar a formar parte de la plana de redactores no fue fácil. “Me hicieron muchas entrevistas bilingües, éramos casi 80 candidatos y muchos de ellos graduados de la Universidad de Texas. Dios es grande y me siento muy bendecido que la oportunidad fue para mí”.

Cuando comenzó a ejercer su carrera, asegura que fue muy duro debido a la barrera del idioma. “Después de largas jornadas me iba a estudiar inglés, porque mi trabajo me lo exigía”.
“Al principio fue muy duro, más por lo abrumadora que era mi situación. En el trabajo, el entorno bilingüe es desgastante al principio: entrevistar en inglés, escribir en español e inglés y manejar redes sociales bilingües fue bastante duro. No me sentía cómodo con mi nivel de inglés, en especial al hablarlo. Me dolía mucho la cabeza al final de cada jornada. Gracias a Dios el equipo con el que trabajo fue muy comprensivo y me ayudó mucho”, recuerda.



Tres años han transcurrido desde que Marlon llegó a Texas y ya ha publicado decenas de historias de inmigrantes centroamericanos que buscan alcanzar el anhelado “sueño americano”, a costa de arriesgar su vida.

“Hemos pasado jornadas enteras en la frontera junto al río esperando el cruce de indocumentados. Yo era el único del equipo del periódico que hablaba español y eso me ayudó para contar mis historias”, dice.

Su trabajo que mostró la crisis en la frontera fue galardonado en 2015 por la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas.

Este apasionado de la información se siente orgulloso de no haberse dado por vencido. “Sueñen y luchen duro sin hacerle daño a los demás. Si estudian periodismo para hacerse ricos o famosos, se equivocaron de carrea. Del periodismo se puede vivir dignamente”, aconseja.

Tags:

  • marlon sort

Lee también

Comentarios