Lo más visto

Departamento 15 Lo más leído

El salvadoreño que vendía sándwiches en el patio de su casa y ahora es el rey de las barbacoas en Los Ángeles (+VIDEO)

Creció en El Salvador y luego volvió a su país natal, Estados Unidos. Allá se quedó desempleado y comenzó a vender sándwiches a $5 en el patio de su vivienda.
Enlace copiado
Foto de BESE

Foto de BESE

Enlace copiado

René Alexander Ramírez, mejor conocido como "Ray", siempre fue un fan de las barbacoas y ahora es el rey de este platillo en Los Ángeles, en donde está ubicado su propio restaurante "Ray's BBQ". 

Ray nació en California, Estados Unidos en 1974, pero se crió en El Salvador. Los primeros años de su vida los vivió en Los Llanitos (Cabañas) y entre 1983 y 1989 creció en la colonia Acolhuatán, en Ciudad Delgado. Ahí lo apodaban "el chele gringo".

Su madre salvadoreña migró hacia el país norteamericano en 1970 y a su padre, originario de Santo Tomás, San Salvador, nunca lo conoció, según detalló a LA PRENSA GRÁFICA.

Ray volvió a los Estados Unidos y, en el 2002, llegó su ahora esposa, Anabel Ramírez, con quien tiene dos hijos. Ramírez es oriunda de Armenia, en Sonsonate. Dice que se crió en la cocina y que le encanta, porque su mamá tenía un pequeño restaurante.

En el 2012, Ray se quedó desempleado y con el último cheque de desempleo que recibió como uno de los beneficios estadounidenses, empezó un negocio en su casa.

"Siempre fuimos fans de las barbacoas. Que te guste tanto algo y no poder pagarlo porque te han despedido es lo que nos llevó al punto de hacerlo nosotros", contó al medio BESE.

 

¿Cómo inició Ray's BBQ?

La primera que vez que pensó en Ray's BBQ fue en diciembre del 2013, cuando publicaba en foros de Facebook fotografías de comida que él mismo preparaba, pero era solo para su consumo. Sus amigos le preguntaron si la vendía, así que puso un anuncio en la red social.

Empezó vendiendo sándwiches de $5 en el patio de su casa. La primera vez vendió $60, que pronto se convirtieron en $120 y así se multiplicó sucesivamente cada fin de semana. Así fue como ahorraron para empezar el restaurante.

Para el primer Día de la Madre, asegura que la venta fue masiva. La comida que preparaba se terminaba en cuatro horas. "Ahora estoy disfrutando las recompensas, pero en los primeros tres años, el dinero solo entraba y salía", afirma.

Su esposa, Anabel, cuenta que empezaron con máquinas usadas y muy baratas, sin imaginarse cómo la gente llegaría a comprar los sándwiches. El restaurante, en el que también ofrecen macarrones con queso y burritos, lo visitan consumidores de EUA, Hon Kong, Australia, Inglaterra, Dubai y otros países.

"Tener un restaurante tan exitoso es todo un sueño hecho realidad". Anabel Ramírez.

Un día decidieron cerrar el restaurante para ir a probar las famosas barbacoas de Austin (Texas). Entonces se dieron cuenta que querían aprender a prepararlas.

"Si vas a hacer algo que no forma parte de tu cultura, es mejor que lo hagas tan bien, que cuando la gente de ese lugar lo pruebe, se quede sorprendido. Cuando los tejanos han venido nos hemos ganado su respeto... y ellos saben que somos salvadoreños", dice con orgullo.

Reconoce que comete errores todos los días, pero aprende tanto de ellos, que "la próxima vez sale mejor".

Diversas páginas web de Estados Unidos han publicado artículos que reconocen la calidad de su comida. La famosa revista Food and Wine lo cataloga como el segundo mejor restaurante de barbacoas en California.

Tags:

Lee también

Comentarios