Lo más visto

En suspenso la solución a inmigrantes soñadores

Quedan pocos días para que más de 800,000 jóvenes trabajadores y estudiantes en EUA sepan si al final podrán quedarse o si tendrán que regresar a sus países de origen.
Enlace copiado
En pie de lucha. Los jóvenes “soñadores”, más decenas de activistas que los apoyan, han estado en protestas pacíficas en Washington para hacer reaccionar al Congreso.

En pie de lucha. Los jóvenes “soñadores”, más decenas de activistas que los apoyan, han estado en protestas pacíficas en Washington para hacer reaccionar al Congreso.

Enlace copiado

El grupo de 800,000 inmigrantes que mejor describe el sueño americano enfrenta una profunda incertidumbre porque el Congreso de Estados Unidos todavía no da señales de sacar adelante una solución para el DACA, un decreto renovable que hasta ahora lo protege de la deportación.

Ellos son conocidos como “soñadores”, porque el primer proyecto de ley con el que intentaron salvarlos se llama Dream Act, o Ley Sueño (de aspiración o ilusión, no el de dormir).

Ayer, el escepticismo comenzó a ser contagioso entre activistas y “soñadores”, a pocos días de que el Congreso inicie el viernes su vacación navideña sin aprobar una ley que dé estatus legal permanente a 800,000 jóvenes indocumentados.

“Hay que tomar estos riesgos para que nos puedan dar la protección que necesitamos, para estar con nuestra familia, para trabajar”. 
Érika Andiola, Soñadora encarcelada

Datos de la cancillería de El Salvador indican que hay 28,000 salvadoreños amparados al DACA.

Entre los activistas se habla ya de “ineptitud y cobardía moral” de los legisladores, que se irían de vacaciones sin resolver la situación que enfrentan los beneficiarios de la Acción Diferida (DACA), después de que el presidente Donald Trump situó en marzo de 2018 la fecha de caducidad de este programa.

Trump suspendió la renovación de este programa que inició su antecesor, el expresidente Barack Obama. Desde entonces, todo quedó en manos de congresistas. “El Congreso debe actuar. Los republicanos tienen que dejar de pretender que dejar esto para después es mejor, cuando todos entienden cómo funcionan las cosas y que después significa nunca”, declaró ayer Frank Sharry, director ejecutivo del grupo America's Voice. Los republicanos tienen la mayoría en las dos cámaras del Congreso. Además, es el mismo partido que llevó a Trump a la presidencia.

Pero muchos asumen como improbable que los demócratas supediten la aprobación de los fondos federales, que deben concretarse antes del viernes para no caer en un cierre parcial del Gobierno, a la aprobación del Dream Act, que facilitaría la residencia legal a los “soñadores”, tal como habían advertido los mismos congresistas.

Este desánimo se registra en un día en el que cientos de activistas y jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños han viajado a Washington a participar en protestas pacíficas.

“Esa película ya la vimos, promesas vacías de ambos partidos políticos”, dijo, por su parte, el soñador Juan Pablo Orjuela. “Recuerdo haber estado en la galería del Senado en 2010, cuando demócratas y republicanos votaron el Dream Act y nos aseguraron que íbamos a tener una oportunidad de salir de las sombras definitivamente”, agregó.

Empresarios como Tim Cook, presidente de Apple; Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, Sundar Pichai, presidente ejecutivo de Google; y Satya Nadella, presidente ejecutivo de Microsoft, han firmado cartas al Congreso pidiendo proteger a los beneficiados de DACA. Junto a ellos hay decenas de empresarios más que han expresado que estos inmigrantes están entre sus mejores empleados. Lo mismo han hecho universidades y escuelas, que admiran la capacidad de sus “soñadores” como maestros y alumnos.

Queda muy poco tiempo antes del comienzo del receso este viernes, y a pesar de las movilizaciones y los reclamos en Washington, en la agenda del Senado no figura ninguna medida de protección de los “soñadores”, según dijo el senador republicano John Cornyn. En su opinión, todo quedaría para cuando se reanuden las sesiones en enero, y, en el caso de que se llegue al 5 de marzo de 2018 sin una solución legislativa, Trump podría extender el plazo final para eliminar completamente el DACA.

 

Fiscales urgen al Congreso
La Asociación de Fiscales Generales Demócratas urgió ayer al Congreso de Estados Unidos a que apruebe una solución para los jóvenes indocumentados antes de las vacaciones de Navidad. En el comunicado, respaldado por los 20 fiscales generales de ese país, la organización pidió a las dos cámaras que aprueben la alternativa al DACA.

 

 75
días quedan
para la fecha límite que puso el presidente estadounidense, Donald Trump, a los congresistas para aprobar la solución al DACA. 
 12,000
están sin trabajo
y sin protección de la deportación desde que Trump puso fin a la renovación, por parte del Ejecutivo, del DACA.

Lee también

Comentarios