Lo más visto

Escala la tensión entre California y Gobierno de Trump por arresto de inmigrantes indocumentados

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, se trasladó hoy hasta California para decirle en la cara a los oficiales de la ley y a otras autoridades estatales que lo han desafiado que deben de cooperar con ICE para detener inmigrantes indocumentados. 
 
Enlace copiado
El fiscal general, Jeff Sessions, junto al presidente de EUA, Donald Trump.

El fiscal general, Jeff Sessions, junto al presidente de EUA, Donald Trump.

Enlace copiado

La lucha de poder entre el Gobierno federal y el estado de California dio este miércoles otro incómodo giro con la llegada del fiscal general de los Estados Unidos, Jeff Sessions a Sacramento. Sessions dijo que las autoridades estatales deben de obedecer a las leyes federales que les ordenan cooperar con ICE para arrestar inmigrantes indocumentados.

California es uno de los estados más poderosos del país y cuenta con una economía que le ha permitido resistir a las órdenes del Gobierno de Donald Trump. El estado ha aprobado legislaciones que protegen a su comunidad inmigrante. Una de estas es que no está permitido que los empleadores faciliten el ingreso de ICE a centros de trabajo para inspeccionar el estatus migratorio de los empleadores. 

California incluso prohibe que los oficiales de policía faciliten información a ICE sobre personas detenidas. 

"Las leyes de California obstruyen el trabajo de los agentes (de inmigración).  Queremos que el Gobierno piense en ellos como en primer lugar. Es de sentido común. La inmigración es un elemento sobre el que rige el Gobierno federal. Entiendo que tenemos muchas opiniones políticas pero la ley está en los libros. La ley federal es la ley suprema".  

La advertencia que hizo recientemente la alcaldesa de Oakland, Libby Schaff, para alertar de redadas de inmigración pudo haber evitado el arresto de unos 800 migrantes sin autorización en el norte de California. Esto también fue reclamado hoy por el fiscal Sessions, quien dijo que ahora ICE tendrá que buscar una nueva forma de apresar a estos "criminales".  

El Gobierno presentó este martes una demanda contra el estado de California a causa de una serie de leyes que protegen los derechos de las personas sin documentos, a quienes el Departamento de Justicia tacha por igual de "criminales". 

Estas leyes, según la demanda, "reflejan un esfuerzo deliberado de California para obstruir la aplicación de la ley federal de inmigración en Estados Unidos". 

Las "ciudades santuario" son urbes que son amigables con los inmigrantes, tengan documentos o no, y en ellas no es permitido que autoridades pregunten a ciudadanos por su estatus migratorio. 

"El alcalde (Eric Garcetti) ha buscado ayudar a los inmigrantes ilegales, les valida la ilegalidad, no hay forma de comprender estas leyes. La vice gobernadora del estado lo alabó por hacer esto. Esto es una vergüenza para el estado. El director de ICE ha dicho que ser un agente migratorio es realmente peligroso, pero darles a los criminales una ventaja", lo hace peor, dijo este miércoles el fiscal Sessions en una conferencia ante oficiales de la ley. 

"No se puede tener fronteras abiertas"


Otro frente de ataque de la administración federal es reducir la inmigración irregular.

Desde enero pasado las aprehensiones en la frontera han bajado de manera remarcable, y según los últimos datos disponibles estos arrestos están en su nivel más bajo en al menos 40 años.
 

Sessions dijo esta mañana que "No se puede tener fronteras abiertas. Esta es una idea radical que no puede ser aceptada. Estados Unidos no es un ideal, es una nación con leyes, con fronteras". 

"Necesitamos a nuestros policías, agentes de inmigración, froteras, el presidente y el pueblo quieren lograr estos objetivos y las leyes están a su favor pero en California tenemos un problema", reclamó el fiscal de Donald Trump.  

La "resistencia" de California


La asambleísta estatal de California de sangre salvadoreña, Wendy Carrillo, dijo recientemente a LA PRENSA GRÁFICA que el estado lidera “la resistencia” contra las políticas antiinmigración de la administración Trump.

"Para que él (Trump) tenga más puntos altos, el miedo le funciona. Pero California está viendo eso, lo ha visto, y cuando se habla de la resistencia contra este presidente, eso comienza en nuestro estado, porque somos una de las poblaciones más democráticas a través del país y también con más latinos. Los latinos en el estado de California somos la mayoría. Eso sería entre mexicanos y salvadoreños", dijo Carrillo.  

La asamblea de California incluso ha solicitado una partida de $10 millones para dar ayuda legal a las personas con TPS. 

Por su parte, el estado de California respondió solo unos minutos después en una abrupta conferencia de prensa en la que el Jerry Brown, el gobernador, dijo que "(El fiscal Sessions) no debería venir aquí para hacer estas tácticas. Cooperaré a pesar de esta maniobra que no corresponde. Esta demanda irá hasta la Corte Suprema de Justicia y durará mucho más que el Gobierno de Trump".

Por su parte, el fiscal del estado, Xavier Becerra, señaló que California sí colabora en la detención de criminales y que el Gobierno federal no debería de culpar a una autoridad local de sus problemas.  

Tags:

Lee también

Comentarios