Esto es lo que pasa con los niños ciudadanos cuando sus padres son deportados

Una investigación reciente reveló que la economía de las familias con estatus mixto sufriría con las directrices en inmigración del gobierno de Donald Trump. Al Estado le costaría hasta $118 millones terminar de criar a estos niños ciudadanos.
Enlace copiado
Esto es lo que pasa con los niños ciudadanos cuando sus padres son deportados

Esto es lo que pasa con los niños ciudadanos cuando sus padres son deportados

Enlace copiado
El destino de los menores de edad que tienen un estatus de ciudadano en Estados Unidos pero cuyos padres viven en situación irregular es ir a parar a un albergue. La alternativa que tienen estos padres es firmar una carta poder, para autorizar a un responsable de cuidar de sus hijos. Con esta condición legal, tendrían la opción de llevárselos de regreso a sus países de origen.

Esto fue explicado por una especialista en el programa Al Punto, con el periodista Jorge Ramos. Además, una investigación publicada en enero encontró que al Estado le costaría hasta $118 millones terminar de criar a estos niños ciudadanos.

Lo que sucede con estas familias de estatus mixto -hogares en los que conviven personas en situación irregular junto a familiares con documentos- es que la mayoría son padres con sus hijos.

En un caso específico ilustrado en Al Punto, una activista explica que "los niños se quedan huérfanos" si sus familiares son deportados. Legalmente "si la persona ha dedicado un poder legal (...) que da derecho de poder actuar por ellos en todo lo que sea diario", los menores podrían eventualmente viajar para reunirse con sus padres en su país de origen. "De lo contrario, esos niños van a parar a un albergue y con el tiempo los dan en adopción", detalló.

El estudio del Centro de Estudios en Migración (CMS, en inglés) publicado el 31 de enero pasado, detalló que “Mover (deportar) a los residentes indocumentados de los hogares con estatus mixto reduciría el ingreso mediano del hogar de $41,300 a $22,000; un descenso de $19,300, o de un 47 %, lo que empujaría a millones de familias estadounidenses a la pobreza”.

LA PRENSA GRÁFICA habló en esa ocasión con un compatriota que vive en situación irregular en Estados Unidos, pero que tiene hijos que son ciudadanos y una esposa con estatus temporal. El hombre dijo que para su familia su posible deportación sería algo "terrible" y que "terminarían en la calle".

Sin embargo, su familia podría seguir viviendo en Estados Unidos. Sus hijos permanecerían con su esposa.

Los menores que no tienen esta misma suerte podrían terminar en adopción. "Le tengo que hacer la carta poder a un familiar", dijo en Al Punto una inmigrante guatemalteca sin documentos que tiene dos hijas. Una de sus hijas rompió en llanto al decir que teme que su madre sea deportada.

Bajo las políticas del presidente Donald Trump, cualquier inmigrante que no tenga situación legal en el país es una prioridad para la deportación. Esto es algo catastrófico para las familias con estatus mixto. CMS encontró que hay más de 3 millones de estos hogares en Estados Unidos.

5.7 millones de menores ciudadanos comparten estas casas con sus padres, y tienen menos de 18 años.

Según las directrices del gobierno, todo inmigrante irregular que tenga una ofensa criminal será deportado. Además, serán devueltos a sus países los que hayan participado en fraude, o los que tengan una orden de remoción. Además, Inmigración tiene un amplio margen para decidir sobre si una persona debe de ser procesada.   

Tags:

  • migración en la era trump
  • estados unidos
  • inmigración
  • hogares con estatus mixto

Lee también

Comentarios

Newsletter