Lo más visto

Estudio: crisis de menores migrantes está en México

La crisis de menores no acompañados que vivió el continente en 2014 no ha desaparecido, solo se “empujó al sur”, dice el documento de Crisis Group.
Enlace copiado
Estudio: crisis de menores migrantes está en México

Estudio: crisis de menores migrantes está en México

Estudio: crisis de menores migrantes está en México

Estudio: crisis de menores migrantes está en México

Enlace copiado
La crisis humanitaria de 2014, cuando a Estados Unidos llegó una ola de migrantes indocumentados, en especial niños no acompañados, “nunca fue resuelta”, sino que “se empujó hacia el sur”, advierte un informe presentado ayer por International Crisis Group.

En el año fiscal 2015, México repatrió a 166,000 centroamericanos, entre ellos a unos 30,000 niños y adolescentes, mientras que Estados Unidos deportó a más de 75,000, pero, advierte el documento, la capacidad del Gobierno mexicano de controlar el flujo de migrantes y refugiados está “llegando a su límite”.

Para muchos, México es un destino final y no solo el país que cruzan en tránsito, y esto se demuestra con el dato de que las solicitudes de asilo han aumentado a más del doble, “forzando al límite su capacidad de procesarlas de forma justa y eficaz”.

“Si bien la tasa de aceptación ha aumentado en 2016, sigue siendo insuficiente para proteger a los hombres, las mujeres y los niños cuyas vidas y formas de vida se ven amenazadas, para proteger” a esas personas intimidadas por los criminales que dominan muchas comunidades empobrecidas.

En este contexto, México y Estados Unidos siguen actuando como si “la crisis de refugiados” provocada por la violencia aún se tratara exclusivamente de un problema de migración económica, cuando muchas de las personas son víctimas de la privación económica y la exclusión social.

“El desplazamiento forzado es cada vez más generalizado, mientras que la violencia está alcanzando niveles propios de una guerra civil”, argumenta el documento llamado “Presa fácil: violencia criminal y migración en Centroamérica”, al mencionar que desde 2006 han sido asesinadas más de 150,000 personas, lo que supone una media de más de 50 homicidios por 100,000 habitantes solo en el Triángulo Norte.

La llegada en el verano de 2014 de miles de niños indocumentados a Estados Unidos coincidió con la proclamación por el Gobierno mexicano en julio de 2014 del plan Frontera Sur, que ha provocado un aumento de las deportaciones de centroamericanos que llegan a la frontera del sur de México, según un análisis del año pasado de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, en inglés).

La llegada de niños indocumentados durante este verano es diferente a la de 2014 porque se produce en diferentes circunstancias y con un plan que ha dificultado el cruce de México.

Tags:

  • estados unidos
  • triangulo norte
  • menores migrantes
  • violencia
  • homicidios

Lee también

Comentarios