Estudio: niños están al cuidado de indocumentados

El 80 % de menores solos fue reubicado con guardianes sin permiso de residencia.
Enlace copiado
Miedo. Poner a un menor bajo el cuidado de otra persona sin “papeles” dificulta que el niño se presente a la Corte de Inmigración por miedo a ser deportado.

Miedo. Poner a un menor bajo el cuidado de otra persona sin “papeles” dificulta que el niño se presente a la Corte de Inmigración por miedo a ser deportado.

Estudio: niños están al cuidado de indocumentados

Estudio: niños están al cuidado de indocumentados

Enlace copiado
El Gobierno de Estados Unidos de América (EUA) coloca a la inmensa mayoría de niños migrantes que llegan solos a la frontera con adultos que están en el país sin permiso de residencia, según datos analizados y revelados ayer por Associated Press.

Las autoridades afirman desde hace tiempo que ubican a los niños con familiares y amigos independientemente de su estatus inmigratorio. Pero desde que aumentaron las llegadas de niños solos en 2014, el gobierno no había indicado qué proporción de los custodios legales carecía de permisos de residencia.

En respuesta a una petición amparada por la Ley de Libertad de Información, el Departamento de Salud y Servicios Humanos proporcionó datos que revelaban que el 80 % de los 71,000 menores llegados entre febrero de 2014 y septiembre de 2015, la mayoría procedente de Centroamérica, fue ubicado con custodios sin residencia legal en el país.

El 6 % fue enviado con adultos que tenían un estatuto de protección temporal de deportación (TPS), que ha permitido a algunos ciudadanos centroamericanos quedarse y trabajar en EUA durante más de una década.

El 4 % fue patrocinado por un ciudadano estadounidense y el 1 % fue ubicado con inmigrantes que afrontaban procesos de deportación.

Muchos de los demás fueron asignados a custodios que tenían otros estatus legales o que estaban tramitando permisos de residencia.

Decenas de miles de niños de El Salvador, Guatemala y Honduras empezaron a llegar a la frontera de Texas en 2014, abrumando a las patrullas de frontera, sobrecargando los refugios del gobierno y ampliando las listas de espera en los tribunales de inmigración estadounidenses.

Una vez detenidos por agentes de fronteras, los menores quedan bajo tutela del Departamento de Salud y Servicios Humanos hasta que trabajadores sociales puedan analizar sus casos y buscarles custodios legales adecuados.

Los legisladores republicanos han atribuido la oleada de menores a políticas del gobierno de Barack Obama, que según afirman alientan a que los niños dejen sus países y acudan a Estados Unidos.

Los republicanos afirman que dejar a los menores en libertad con custodios que carecen de permisos de residencia fomenta la inmigración irregular y reduce las posibilidades de que los menores comparezcan a sus vistas de deportación en tribunales migratorios.

Los defensores de los inmigrantes insisten en que los menores huyen de la violencia.

Lee también

Comentarios

Newsletter