Lo más visto

Más de Departamento 15

Familia de salvadoreño ahogado en río Bravo busca repatriar cadáver

El domingo avisó a su familia que se dirigía al cruce del río. El cadáver fue encontrado este miércoles.
Enlace copiado
Familia de salvadoreño ahogado en río Bravo busca repatriar cadáver

Familia de salvadoreño ahogado en río Bravo busca repatriar cadáver

Familia de salvadoreño ahogado en río Bravo busca repatriar cadáver

Familia de salvadoreño ahogado en río Bravo busca repatriar cadáver

Enlace copiado
El 6 de junio a las 5 de la mañana José Enrique Bonilla Pérez salió de su humilde vivienda en El Tránsito, municipio de San Miguel. Iba “lleno de ilusiones” y dispuesto a buscar una mejor calidad de vida al llegar a Estados Unidos, donde trabajaría como mecánico. Quería ganar más dinero de forma honrada para que su madre ya no tuviera que ganarse la vida haciendo y vendiendo tamales.

Todas sus ganas de prosperar se ahogaron con él esta semana en el cruce del río Bravo, México. Tenía 26 años. Ahora su familia se enfrenta al dolor sobrecogedor de haberlo perdido y al engorroso y costoso trámite de repatriar los restos.

“Se había ido por ver si mejoraba, por la situación que tenemos en El Salvador”, dijo su madre, Reina Pérez, en una llamada telefónica. “Solo sé que se me ahogó. Muchos me dicen que no se ha ahogado, que lo que pasa es que lo golpearon y lo tiraron... Él podía nadar, no se ahogaba. Algo me le pasó”, reclama.

José Enrique era mecánico y tenía una niña de tres años y un niño de seis. “Mami, yo me voy porque quiero sacar adelante a mi familia”, le había dicho antes de emigrar. “Me voy para ver si, primero Dios, si yo mejoro, usted ya no va a hacer tamales y vamos a salir de las deudas que tenemos”, le dijo José Enrique a su mamá antes de irse de El Salvador y emprender el viaje bajo condiciones migratorias irregulares.

Este domingo fue la última vez que Bonilla Pérez se comunicó con su familia, por medio de un mensaje que decía que se dirigía –junto a otros dos migrantes salvadoreños– hacia el cruce del río Bravo, fronterizo con Estados Unidos. No volvieron a saber de él hasta este miércoles, cuando una llamada desde México les dijo que el salvadoreño había sido encontrado flotando en el caudal del río.

Hasta el lugar donde fue avistado el cadáver se trasladaron a bordo de una lancha miembros de la cuadrilla de rescate acuático de Protección Civil de Reynosa Díaz, Tamaulipas, consignaron varios medios mexicanos.

“No sé por qué se me habrá ido mi hijo”, dice Pérez y llora al teléfono.

Según dijo la familia del compatriota –y de acuerdo con lo que constató cancillería a este periódico– las autoridades ya están en trámites para la repatriación de los restos, pero todavía no hay una fecha.

Podrían pasar semanas de incertidumbre para la familia, sobre todo por el costo económico de retorno, dinero que la familia no tiene. Si desea ayudar, puede ponerse en contacto con la familia Bonilla Pérez al (503) 7195-4672.

Tags:

  • ahogado
  • rio bravo
  • mexico
  • tamaulipas

Lee también

Comentarios