Fiscal urge acción contra emergencia por opiáceos

Autoridades están preocupadas por el tráfico y consumo.
Enlace copiado
Enlace copiado

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, urgió ayer a tomar medidas “dramáticas” para enfrentar la crisis de opiáceos en el país, que ocasionó la muerte de más de 42,000 personas durante 2016, al dar inicio a una cumbre sobre el tema en Miami.

El Gobierno de ese país sostiene que estas drogas, en buena medida, llegan desde otros países por el narcotráfico.

“Las cosas han cambiado, y nosotros tenemos que cambiar”, expresó el fiscal Sessions al señalar que la lucha contra estas drogas debe ser “prioridad nacional tanto del presidente como del Congreso y de los estadounidenses”.

Sessions manifestó que la Cumbre sobre los Opioides, que reunió ayer en Miami a representantes de agencias federales de seguridad, salud pública y justicia, entre otras, es la oportunidad para idear medidas que eviten las muertes por sobredosis, que alcanzan las 116 diarias, según datos oficiales.

“Esta es una gran amenaza para nosotros. Es algo que nunca hemos visto antes”, reiteró el fiscal durante la apertura del foro.

Sessions recalcó que se trata de la crisis de drogas más letal en la historia del país y que los opiáceos ocasionan la mayoría de muertes por sobredosis.

Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS), de los más de 64,000 muertos por esta causa en 2016, más de 42,000 fueron por opiáceos tanto para prescripción médica como los que se preparan “en la calle” mezclados con heroína o cocaína, e incluso con metanfetaminas, que tienen una gran demanda en los estadounidenses.

Lee también

Comentarios

Newsletter