Lo más visto

Más de Departamento 15

Fundación crea lazos con compatriotas en EUA

FUSALMO afirma que los jóvenes no encuentran espacios para desarrollarse en El Salvador.

Enlace copiado
Fundación crea lazos con compatriotas en EUA

Fundación crea lazos con compatriotas en EUA

Enlace copiado

La Fundación Salvador del Mundo (FUSALMO) presentó el pasado viernes, durante una cena de gala en el prestigioso salón Louvre, en Hollywood, sus programas y proyectos educativos, que ayudan a adolescentes y jóvenes en zonas de vulnerabilidad en El Salvador.

Asistieron unos 200 miembros de la comunidad salvadoreña y de otras organizaciones comunitarias que se dieron cita para escuchar y colaborar con la fundación.

“El sistema preventivo de Don Bosco” es un programa que permite preparar, capacitar y facultar a los jóvenes para la vida, con el propósito último de crear buenos ciudadanos, educando para la paz, promoviendo los derechos de la niñez y juventud y ayudando con la inserción laboral.

“En FUSALMO vemos que en Los Ángeles hay una comunidad salvadoreña muy fuerte y quisiéramos que exista una razón que nos mantenga unidos y que pueda ayudar a no olvidar también nuestros orígenes, a la vez que puedan desde aquí colaborar a encontrar soluciones que permitan ver a los jóvenes un futuro en El Salvador como una realidad”, comentó el padre Pierre Muyshondt en su discurso de presentación de la fundación.

FUSALMO es una organización de inspiración salesiana, sin fines de lucro, que fue fundada en el año 2001.

Su misión es ayudar con programas educativos a jóvenes de escasos recursos y en condición de riesgo.

“El proyecto de FUSALMO lo he adoptado en mi vida y le dedico lo mejor de mi experiencia”, dijo Reyna Díaz, presidenta de la Junta de Educación de la Ciudad Duarte, en California. La única salvadoreña elegida popularmente en el sur de California.

Anhelan migrar

“En El Salvador tendemos a criminalizar a la juventud. Sin embargo, nuestros jóvenes son optimistas, ven su realidad positiva, son creyentes y están seguros de que El Salvador tiene un futuro mejor”, explicó el religioso. Aun así, jóvenes enfrentan una dura realidad. “No encuentran espacios para sí mismos y esa es una de las razones que los mueven para inmigrar. Ellos son más tolerantes que los adultos y no tienen ninguna dificultad para comunicarse con otras religiones y otras creencias políticas. Esos no son motivos para separarlos”, agregó el padre Muyshondt.

Comentó además que el 98 % de los jóvenes salvadoreños siente que en el país no son tomados en cuenta, pero no citó la fuente exacta. “Consideran para ellos el éxito con irse del país y quedarse allá”, lamentó el dirigente.

Lee también

Comentarios