Lo más visto

Haití enciende en EUA alarmas sobre TPS

La no renovación del Estatus de Protección Temporal de Haití podría ser un indicador clave en la continuidad del programa para países como El Salvador, cuya vigencia caduca en marzo de 2018.
Enlace copiado
Las naciones.  Guinea, Liberia, Nepal, Sierra Leona, Siria, Somalia y Yemen, junto a los cuatro países de América, son las beneficiarias con el programa temporal.

Las naciones. Guinea, Liberia, Nepal, Sierra Leona, Siria, Somalia y Yemen, junto a los cuatro países de América, son las beneficiarias con el programa temporal.

Haití enciende en EUA alarmas sobre TPS

Haití enciende en EUA alarmas sobre TPS

Enlace copiado
Luego de que un memorando interno del Servicio de Migración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) puso en duda la continuidad del Estatus de Protección Temporal (TPS) para personas provenientes de Haití en ese país, el periódico El Nuevo Herald y el portal Univisión publicaron trabajos en los cuales se advierte que si se termina el TPS para Haití (decisión que se conocerá el 22 de mayo), sería una señal de que también podría estar en peligro la continuidad del TPS de otros países, como el de El Salvador, que vence en marzo del próximo año.

“El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) recomienda que se termine el programa de TPS para Haití”, afirma el director de la organización, James McCament, en el memo. El Nuevo Herald consultó a tres abogados de Inmigración. Eduardo Soto, Wilfredo Allen y Jorge Rivera recomendaron a las personas amparadas ante el programa que consulten a un experto para saber si califican para una opción diferente que les permita quedarse legalmente en Estados Unidos.

Entre esas opciones, los abogados incluyen la llamada certificación del Departamento del Trabajo, en la que una empresa está dispuesta a patrocinar a un empleado para una visa. La compañía debe hacer la petición y la entidad estatal será la que defina si el trabajador es el mejor para el puesto y si la empresa tiene la capacidad de pagarle. Las otras opciones son que un cónyuge que es estadounidense haga una petición por su pareja, o que un hijo mayor de 21 años con ciudadanía estadounidense la realice por su padre.

Nelson Castillo, abogado salvadoreño experto en temas de inmigración, aseguró a LA PRENSA GRÁFICA que las dos últimas opciones tienen un reciente aliado, al menos en los estados que son cubiertos por las cortes federales de Apelación del sexto y noveno circuito, entre los que está el estado de California (ver nota aparte).

“Este temor de que el TPS no se extienda siempre se presenta cuando se acerca la fecha de su expiración, y es normal… Hay que recalcar que las personas que están bajo el TPS deben entender que se trata de un programa temporal y que se terminará, inevitablemente, algún día. Por eso deben estar constantemente buscando alternativas fuera de él para permanecer en Estados Unidos”, comentó Castillo.

Univisión entrevistó al activista salvadoreño Abel Núñez, director del Central American Resource Center (CARECEN), quien manifestó que la comunidad centroamericana en Estados Unidos teme que lo que pase con Haití se convierta en un precedente para que los TPS de países como El Salvador ya no sean renovados.

“Si se lo quitan a Haití, ¿por qué no se lo quitarán a otros países que económicamente están mejor? En el memorando se dice que el país (Haití) se ha recobrado lo suficiente después del terremoto (de 2010)”, valoró Núñez.

Reynaldo Alvergue, director de la oficina de asesoría migratoria SOS Inmigración, comentó para LA PRENSA GRÁFICA que buena parte de la decisión para que un país continúe con un programa como el Estatus de Protección Temporal recae en la relación que mantenga con Estados Unidos. A partir de ello, es optimista.

“Venimos desde 2001 renovando el TPS… El canciller nuestro (Hugo Martínez) ha dado buenas vibras en cuanto a eso y a la relación que tenemos con Estados Unidos… No sé cómo estarán ahorita mismo las relaciones entre Haití y ese país de Norteamérica”, opinó Alvergue.

Además de El Salvador, otras dos naciones centroamericanas tienen cerca la fecha en que caducará el programa para sus ciudadanos en Estados Unidos: Honduras (con casi 40,000 inscritos) y Nicaragua (con aproximadamente 20,000). Para ambos ocurrirá en enero.

El factor Trump

Alvergue, sin embargo, señala un elemento que puede generar incertidumbre: el hecho de que el programa es una orden ejecutiva. Por lo tanto, la última decisión la tomaría el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha mostrado ideas radicales en torno del tema migratorio, las que, incluso, formaron parte de la campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca.

Julio Moreno, abogado venezolano que trabaja como defensor en juicios migratorios en la ciudad de Atlanta, Georgia, afirma que Trump es un peligro latente. Sin embargo opina que John Kelly, secretario del Departamento de Seguridad Nacional, podría servir como contrapeso, dados sus trabajos en Centroamérica y sus escritos sobre el peligro que siguen teniendo las personas en países como El Salvador. Su palabra es una de las que más se toman en cuenta en decisiones como la de la renovación del TPS.

Esto lo contradice el abogado de Inmigración estadounidense Charles Kuck, a quien John Kelly le da mala espina por sus últimas actuaciones. Afirma, sin embargo, que todavía no es tiempo de encender las alarmas, ni siquiera en el tema de Haití, pues la información oficial se revelará hasta el 22 de mayo.

Kuck explica que en el caso de El Salvador la decisión de si se renueva o no el programa se conocerá dos meses antes de que caduque, es decir, en enero de 2018. Dos meses antes de eso, el departamento de Estado de Estados Unidos, el USCIS y otras instancias realizarán una evaluación al país, en la que determinarán si los problemas que presentaba El Salvador cuando se le concedió la última prórroga todavía se mantienen. Según Kuck, si el programa no se renueva, es posible que, como en el caso de países como Serbia, sus ciudadanos cuenten con un período de gracia de hasta 18 meses más para permanecer en suelo norteamericano y, luego, abandonarlo.

“En los casos de Honduras y Nicaragua, la decisión se conocerá, más o menos, en noviembre de ese año. Creo que eso, más que el caso de Haití, será el parámetro para saber si el TPS para El Salvador está en peligro, pues son países con realidades más cercanas”, dijo Nelson Castillo, abogado salvadoreño experto en temas de inmigración.
 

Tags:

  • TPS
  • salvadoreños
  • Haití
  • abogados
  • migración
  • inmigración

Lee también

Comentarios