Indocumentados piden estatus legal sin militarización

Los “soñadores” se movilizan por sus familias y por el resto de inmigrantes.

Enlace copiado
Indocumentados piden estatus legal sin militarización

Indocumentados piden estatus legal sin militarización

Enlace copiado

Grupos de “soñadores” preparan movilizaciones a escala nacional en demanda de una legislación que les otorgue un estatus legal permanente, pero sin perjudicar a sus padres indocumentados ni que suponga una militarización de la frontera como pretenden los republicanos.

“Se trata de proteger a los ‘soñadores’ originales, nuestros padres y seres queridos”, dijo ayer Itzel Guillén, de la organización Alianza San Diego, en California, durante una conferencia de prensa vía telefónica.

Alianza San Diego es parte del grupo de organizaciones de “soñadores”, con sede en los estados fronterizos de Arizona, California, Texas y Nuevo México, que la próxima semana llegarán a Washington para demandar lo que llaman “el verdadero sueño”, una legislación que los ampare y sin condiciones de por medio.

La delegación integrada por unos 60 “soñadores”, como se conoce a los beneficiados por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés), iniciará su trayecto este fin de semana y en la capital espera atraer a representantes de sus estados y a congresistas como Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la cámara de representantes, y al senador Chuck Schumer, también legislador demócrata.

“No estamos dispuestos a cambiar nuestra seguridad por la de nuestros padres y familiares, eso va en contra de lo que es el verdadero sueño”, manifestó Guillén.

El pasado 5 de septiembre, el presidente Trump puso fin al programa DACA, proclamado en 2012 por su predecesor, Barack Obama, y que se calcula salvó de la deportación a unos 800,000 jóvenes indocumentados que llegaron a EUA de niños.

Pidió al Congreso que buscara una solución legislativa en seis meses (antes del 5 de marzo de 2018), y este ahora se encuentra dividido, pues los demócratas quieren aprobar una ley que regularice la situación de los “soñadores”, mientras que la mayoría de los republicanos condiciona su ayuda a la aprobación de fondos para seguridad fronteriza.

Los activistas se mostraron a favor de la iniciativa legislativa llamada “Dream Act”.

Lee también

Comentarios

Newsletter