Lo más visto

Más de Departamento 15

Informe de DHS: “Detención de inmigrantes es innecesaria”

Un comité creado por el Departamento de Seguridad Nacional recomienda cerrar los centros de detención para inmigrantes y pide dejar de retener familias centroamericanas.
Enlace copiado
Abusos.  Los inmigrantes centroamericanos que están dentro de centros de detención han denunciado abusos.

Abusos. Los inmigrantes centroamericanos que están dentro de centros de detención han denunciado abusos.

Informe de DHS: “Detención de inmigrantes es innecesaria”

Informe de DHS: “Detención de inmigrantes es innecesaria”

Enlace copiado
El padre de un inmigrante salvadoreño que estuvo detenido por seis meses en varias “cárceles” para inmigrantes indocumentados en Estados Unidos contó recientemente a LA PRENSA GRÁFICA que a su hijo no le dieron la atención médica que necesitaba y que la ropa que los oficiales le daban le producía afecciones en la piel porque no era de uso personal.

El compatriota –cuyo nombre no puede mencionarse por razones de seguridad– estuvo en un centro de detención para criminales, ya que en Estados Unidos algunas cárceles tienen autorización para albergar a inmigrantes que esperan su proceso de deportación o de asilo.

Un reporte publicado el 30 de septiembre por el Comité Asesor del Departamento de Seguridad Nacional para Centros Familiares Residenciales encontró que el Gobierno estadounidense “debería de descontinuar el uso de la detención de familias” y de inmigrantes indocumentados a menos que fuera extremadamente necesario.

Aun bajo estos términos, la custodia de familias centroamericanas debería de ser “por el menor tiempo posible”, porque es una experiencia traumática.

Reconoce también que quienes llegan a Estados Unidos sin documentos están “huyendo del Triángulo Norte” y que esta región pasa por una crisis de derechos humanos que lleva a que el “90 % de individuos en centros de detención originarios de estos países califique bajo razones creíbles o razonables en entrevistas de miedo”.

“Cárceles” de sufrimiento

El padre de este inmigrante relató que su hijo “estaba bien mal porque la comida que les daban olía mal y que solo lo mantenían encadenado”. Dijo que en la última “cárcel” en la que estuvo “le daban comida que apestaba como cuando uno ha andado caminando mucho y lleva calcetas, y esas calcetas apestan”. Él no podía ir a visitarlo porque tampoco tiene una situación migratoria legal en Estados Unidos, pero contó que le envió dinero en más de una ocasión para que comprara medicinas, ya que donde estaba internado no le daban atención médica.

“Pobrecito mi hijo, anduvo sufriendo allí en esas cárceles. Buscando el bien hallamos problemas”, se lamentó el connacional.

Hace un año que el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, nombró a este Comité Asesor para aconsejarle sobre el uso de centros de detención.

En el estudio que recién se publica se concluyó: “DHS debería operar con el entendimiento de que la detención no es apropiada ni necesaria para las familias, y que la detención y separación de familias en el transcurso de la aplicación de leyes migratorias nunca es lo mejor para los niños”.

A pesar de estos casos y del informe emitido al DHS, Inmigración y Control de Aduanas (ICE, siglas en inglés) –instancia dependiente del DHS– renovó a finales de octubre el contrato de una empresa privada que administra el centro de detención de Dilley, en Texas, para que el “centro residencial” funcione por cinco años más. Allí también hay madres salvadoreñas encerradas junto a sus hijos.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dictó en agostó que no se le renovarían contratos a empresas privadas para administrar cárceles estatales. Esta decisión dejó fuera a los centros de detención para inmigrantes.

Activistas se han quejado en el pasado de que esto perjudica el control que el Estado tiene en estos centros, y que se propician violaciones a los derechos humanos, como la que sufrió este salvadoreño, que tuvo que emigrar repentinamente porque una noche recibió una llamada en la que un pandillero lo amenazaba de muerte. Al día siguiente emprendió viaje sin documentos.

El reporte de 159 páginas del Comité Asesor del DHS también evaluó que el “uso de la detención en contra de un sector poblacional que ha demostrado tan abrumadoramente versiones creíbles es innecesaria y un desperdicio”.

Tags:

  • detencion
  • inmigrantes
  • familias

Lee también

Comentarios