Lo más visto

Investigadores aseguran que los crímenes eran para infundir temor

Los pandilleros salvadoreños buscaban cómo fortalecer la banda y eliminar rivales.

Enlace copiado
Investigadores aseguran que los crímenes eran para infundir temor

Investigadores aseguran que los crímenes eran para infundir temor

Enlace copiado

Las investigaciones de los crímenes que cometieron los miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) en Estados Unidos apuntan a la intención de fortalecer la banda criminal e infundir temor en la localidad.

El Departamento de Justicia y las autoridades locales del estado de Maryland aseguran que las clicas Sailors Locos Salvatruchos, Westside Locos Salvatruchos, Parkview Locos Salvatruchos, Normandi Locos Salvatruchos, Weedoms Locos Salvatruchos y Cabanas Locos Salvatruchos cometieron una serie de asesinatos y extorsiones entre 2015 y 2016.

Los asesinatos cometidos por la MS-13 para mostrar el control de su territorio en la zona de varios condados de Maryland empezaron en Junio de 2016. Según los documentos de la corte, Junior Noé Alvarado, junto a otros miembros de la pandilla, asesinó a Cristian Villagrán Morales, de quien sospecharon era un pandillero del Barrio 18 en Gaithersburg.

Para asesinar a Villagrán —dicen las autoridades— los ayudó una mujer, quien convenció a la víctima de ir a un parque boscoso para tener sexo. La Policía local dijo que Villagrán Morales fue apuñalado 153 veces.

Un mes más tarde, Carlos Roberto Tejada Cruz, considerado uno de los líderes de la MS-13 de la zona, planificó y ejecutó junto a otros miembros de la pandilla el asesinato de una persona para infundir el temor. Los criminales dispararon y luego apuñalaron a la víctima.

En agosto de ese año, los pandilleros intentaron robar la droga de vendedores de la zona sin éxito. Pero en el incidente, Tejada Cruz y Kevin Alexis Hernández Guevara —otro miembro de la clica—, forcejearon con los narcotraficantes y al verse derrotados dispararon contra los dos hombres.

Según las autoridades, entre marzo y julio de 2017, los pandilleros asesinaron a dos personas más. Michael Eduardo Contreras arregló el viaje de sus compañeros de pandilla para que fueran a las afueras de Maryland para asesinar a un pandillero rival.

Además de los asesinatos, el Departamento de Justicia acusa a los pandilleros de otros delitos relacionados al accionar del crimen organizado en Estados Unidos.

Lee también

Comentarios