Lo más visto

Más de Departamento 15

Jesse Melgar, el ayudante del gobernador de California con sangre salvadoreña

Un ayudante del gobernador californiano que visitará El Salvador tendrá una conexión especial con este país, pues de él emigró su papá para escapar de la violencia.

Enlace copiado
Foto AP.

Foto AP.

Enlace copiado

El gobernador de California Gavin Newsom viaja a El Salvador para informarse de primera mano de las razones que hacen que miles de salvadoreños se lo jueguen todo tratando de llegar a Estados Unidos.

Va acompañado por un colaborador cuyo padre hizo precisamente eso hace casi 40 años.

Jesse Melgar es el enlace de prensa de Newsom en su primer viaje al exterior desde que asumió la gobernación en enero. Igual que multitudes de centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos, su padre le escapó a la violencia de su tierra.

“Te acostabas a dormir y no sabías si estarías vivo al día siguiente”, afirma el padre de Melgar, quien pidió no ser identificado por temor a lo que le pueda pasar a familiares suyos en El Salvador, país que sigue padeciendo el flagelo de la violencia. “Era una situación muy mala”.

Arreciaba por entonces una guerra civil que duró 12 años y los jóvenes peleaban contra el gobierno o eran reclutados para las fuerzas armadas. Había escuadrones de la muerte que mataban civiles. Para cuando terminó la guerra, más de 75.000 personas habían muerto.

El padre de Melgar tenía 21 años y estaba estudiando para ser maestro en escuelas rurales cuando decidió irse en 1981. Él y varios amigos cruzaron a pie Guatemala y México e ingresaron ilegalmente a Estados Unidos. Terminó radicándose en San José, California, donde vivía una hermana.

Jesse Melgar
Foto AP.

Conoció a una chicana cuando trabajaba en una fábrica de cinturones para aviones y tuvieron dos hijos. Jesse, de 31 años, es el más joven.

Asumió como subdirector de asuntos públicos de Newsom tras sacar una maestría en políticas públicas y servir como subsecretario de estado de California cuando Alex Padilla estuvo a cargo de esa cartera.

Significativo

Melgar dice que su viaje al país del que se fue su padre es algo muy fuerte y significativo. Representa un Estado donde viven la mayoría de los más de dos millones de salvadoreños o descendientes de salvadoreños que residen en Estados Unidos.

“Mi padre vino ilegalmente y una generación después yo regreso como colaborador del gobernador para analizar muchas de las causas que impulsaron a la gente a emigrar, y que lo siguen haciendo. Es algo surreal, que te llena de humildad”, expresó Melgar.

Newsom estará en El Salvador del sábado al miércoles. No han trascendido detalles de sus planes.

Melgar dijo que su interés en la política surgió hace años, cuando, de niño, vio a su padre adquirir la ciudadanía estadounidense en una ceremonia en Los Ángeles. “Vi cómo el gobierno afectaba a mi familia”, señaló.

El padre de Melgar sacó la ciudadanía al amparo de una amnistía bajo el gobierno de Ronald Reagan en 1986. Aprendió inglés trabajando en una pizzería en su primer año en Estados Unidos y aprobó un examen de temas cívicos.

“Me hizo sentir muy bien”, cuenta al hablar de la ciudadanía. “Estaba en un país libre en el que tienes muchas oportunidades y muchas leyes que protegen a la gente. Eso no sucedía en mi país”.

El padre de Melgar dijo que se preocupó cuando su hijo expresó su deseo de dedicarse a la política, que en El Salvador es una actividad brutal. “Todo el que se dedicaba a la política terminaba muerto” en El Salvador, expresó. “Por eso uno prefiere que su hijo se dedique a otra cosa”.

Con el tiempo se acostumbró a la idea de que su hijo esté en la política y ha aprendido cómo funciona el sistema en Estados Unidos.

Hoy, a los 57 años, es gerente de una fábrica en el sur de California.

Un país inseguro

Su hijo visitará un país que ha logrado algunos progresos desde que su padre se fue. Ha habido una serie de elecciones y de traspaso de poder pacífico desde la guerra, pero la nación sigue sumida en la pobreza y la violencia, al punto de que es una de las naciones más peligrosas del mundo, con 50 asesinatos por cada 100,000 habitantes. En el 2015 la tasa era dos veces esa cifra.

La economía y la inseguridad son los factores que impulsan la emigración a Estados Unidos, aunque no en cantidades tan grandes como en otros países centroamericanos, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Unos 3,000 menores salvadoreños no acompañados y 12,000 personas que viajaban en familia ingresaron a Estados Unidos desde octubre. Esas cifras son muy inferiores a las de guatemaltecos y hondureños, dos naciones con muchos más habitantes que El Salvador.

Newsom y otros líderes demócratas de California han criticado las políticas inmigratorias de Donald Trump.

Newsom ha asignado cinco millones de dólares en ayuda para refugios de personas que piden asilo en San Diego y quiere ampliar la cobertura médica de quienes están en el país sin permiso.

Este será el segundo viaje de Melgar al país de su padre. El primero fue en el 2009, con un grupo de estudiantes salvadoreños invitado por las Naciones Unidas a observar elecciones presidenciales. Tenía 21 años, la misma edad que su padre cuando emigró. 

Tags:

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines