Lo más visto

Joven madre salvadoreña concluye carrera en Harvard

Graduada de la UES en Relaciones Internacionales, hace ocho años que vive en el exterior persiguiendo sus aspiraciones académicas e incluso ha llegado a representar al país en la ONU.

Enlace copiado
En la ONU.  López formó parte de la Misión Permanente de El Salvador en la ONU y estuvo en el equipo negociador sobre un pacto en migración.

En la ONU. López formó parte de la Misión Permanente de El Salvador en la ONU y estuvo en el equipo negociador sobre un pacto en migración.

Enlace copiado

Egriselda López comenzó su carrera académica en la Universidad de El Salvador (UES), pero le apuntó a superarse todavía más, tomando inspiración en las palabras de su madre: "Yo sé que no te voy a dejar una gran fortuna, pero algo sí te voy a dejar y es educación, para que tú puedas salir adelante por tu cuenta".

Con esas palabras en su mente, persiguió su aspiración de dedicarse al servicio exterior en el Ministerio de Relaciones Exteriores al que pudo ingresar de forma "excepcional" en un proceso de selección, según cuenta ella misma, al no estar afiliada a ningún partido político. Pero no se quedó en su zona de comodidad, ni se desmotivó cuando le dijeron que estaba arriesgando demasiado. A sus 34 años está cerca de lograr una maestría en Ginebra, Suiza.

"Tenía dos motivaciones, la primera porque uno de mis primeros recuerdos de infancia fue la firma de los Acuerdos de Paz, ese ambiente generalizado de esperanza para un nuevo comienzo de El Salvador. Mi segunda motivación era porque quería ingresar al Servicio Exterior y representar a El Salvador", recuerda la salvadoreña, quien en septiembre cumplirá 35 años.

En 2010 fue trasladada para servir en la embajada de El Salvador en la República de Corea, una labor que nunca pensó experimentar. "Pedir una transferencia o talvez volver a El Salvador no eran opciones para mí. Quería trabajar para mi país como diplomática, porque creía que podría tener un impacto en la vida de los salvadoreños a través de programas de cooperación, promoviendo el comercio y el turismo", cuenta López.

Tres años después fue trasladada a la Misión Permanente de El Salvador ante Naciones Unidas, en Nueva York, Estados Unidos. Ahí incursionó en relaciones internacionales que tuvieron alcance en Derechos Humanos.

"Mi última negociación fue la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes en 2016", recuerda. "Este tema es aún más importante hoy en día, cuando niños y niñas centroamericanos, incluyendo nuestros niños y niñas, son detenidos en Estados Unidos y separados de sus padres, en el contexto de la dura política de ‘tolerancia cero’ del presidente (Donald) Trump", asegura López.

Lejos de acomodarse a su puesto, y en la cúspide de su carrera en el servicio exterior, decidió dar otro salto para seguir estudiando.

"Recuerdo que comenté a otras personas esta idea y muchos me dijeron que estaba cometiendo un error, pues estaba dejando un trabajo seguro, con el que muchos soñaban", dijo.

Fue así que decidió inscribirse en el Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IHEID), Ginebra. Fue aceptada y comenzó a estudiar en 2016, donde luego solicitó una beca en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard (HKS).

Le notificaron que había sido aceptada en el programa el 8 de marzo del año pasado, justo en el Día Internacional de la Mujer.

"Estaba iniciando la Maestría de Administración Pública en HKS cuando me enteré de que estaba embarazada. A pesar de mis miedos de no poder terminar mis estudios y el cansancio constante, me impulsó la fortaleza de mi madre y cómo a pesar de las dificultades, ella me sacó adelante (...) todo en medio del contexto de la guerra". Esa fue su inspiración para seguir adelante.

Su hija estuvo con ella el día que se graduó de Harvard.

Concluidos esos estudios, volvió a Europa para terminar su tesis de graduación de la IHEID. Planea regresar al servicio exterior en El Salvador, aunque acepta que no será una tarea fácil reincorporarse. Pero la incertidumbre no la detuvo antes. López dice que todos sus logros son en honor de aquel consejo de su madre y, además, "con esta historia (...) espero que más salvadoreños, con mucha dedicación y perseverancia, puedan cumplir sus sueños de superación".

Tags:

  • Harvard
  • Salvadorena

Lee también

Comentarios