Lo más visto

“La bala” para celebrar el pase a la siguiente ronda

Haber quedado en segundo lugar fue motivo suficiente para celebrar.
Enlace copiado
Enlace copiado
A medida que se acercaba el cierre de los centros de votación en la elección municipal de Los Ángeles, la sede de campaña de la salvadoreña Ana Cubas, en la calle San Pedro en pleno distrito 9, se llenaba de personas.

A un lado del salón, un DJ armaba su equipo para amenizar la fiesta.

La ansiedad crecía para conocer el desempeño de Cubas en las urnas, y la primera canción que sonó fue “La bala”, de la Orquesta de los Hermanos Flores.

Enseguida, numerosas canciones en español y de ritmos muy variados sonaban con estridencia, a la espera de que Cubas llegara con los resultados obtenidos en la jornada electoral.

Cuando apareció, fue recibida con gritos de “¡Ana, Ana, Cubas, Cubas!” y el ya famoso “¡Sí se puede, sí se puede!”, inmortalizado por un líder hispano en Estados Unidos, César Chávez, y retomado con mucho éxito por el presidente Barack Obama en su primera campaña electoral.

La política de raíces salvadoreñas prodigó saludos, abrazos y agradecimientos para decenas de miembros de su equipo y voluntarios que la acompañaron en su campaña.

Y después, por su supuesto, vino el baile en la pista, incluyendo a la candidata.

Cuando el primer recuento de votos se hizo público, la euforia se apoderó de la concurrencia al conocer que la originaria de Texistepeque, en el occidental departamento de Santa Ana, estaba en segundo lugar, lo que le abría las puertas para seguir en la contienda por representar al distrito 9 en el concejo de Los Ángeles, una de las ciudades más pobladas de EUA.

Cubas no logró ganar en primera vuelta, pero demostró que una centroamericana tiene todo lo necesario para retar el poder político de la comunidad afroamericana, la que tradicionalmente ganaba en el distrito 9.

Poco a poco, el salón de la casa de campaña se fue quedando vacío, mientras el DJ preguntaba la hora, para saber si había llegado el momento de apagar la música y retirar su equipo.

La celebración terminó, pero el trabajo solo se interrumpió momentáneamente. La campaña por el concejo angelino sigue.

Lee también

Comentarios