La escalofriante historia del salvadoreño que violó y degolló a su hermana en EUA

Ronald Salazar fue condenado por el asesinato y violación de su hermana de 11 años. La condena inicial de 40 años fue reducida, en 2015, a 25 años en prisión.
Enlace copiado
La escalofriante historia del salvadoreño que violó y degolló a su hermana en EUA

La escalofriante historia del salvadoreño que violó y degolló a su hermana en EUA

Enlace copiado
Su nombre es Ronald Salazar y llegó a South Miami Hights en 2003, cuando tenía 12 años de edad, procedente de El Salvador, a petición de sus padres, quienes querían alejarlo del peligro de las pandillas, un fenómeno emergente en ese entonces en el país y en toda Centroamérica. Ronald estuvo al cuidado de sus abuelos desde que tenía un año de edad, cuando sus padres decidieron viajar a Estados Unidos en búsqueda de un futuro mejor.

Salazar es conocido por haber sido condenado a 40 años de prisión por el estado Florida, luego de violar y degollar a Marina Estefaní, de 11 años, y hermana menor del acusado. Sin embargo, en 2015, sus abogados defensores lograron que la condena se redujera a 25 años, asegurando que el crimen lo cometió a consecuencia de “su estado mental y emocional frágil por sus condiciones de vida previas a su llegada a Estados Unidos”, según informó la NBC News. El crimen se produjo cuando Salazar tenía solo 14 años de edad.


Foto de la casa donde Salazar creció en El Salvador.

La cadena Univisión Noticias, además, publicó este día partes de una entrevista que su equipo de noticias realizó a Salazar desde la prisión. “Todo empezó con un infierno en la casa, algo que no cesaba”, declaró el acusado durante la entrevista.

Niñez complicada
Salazar narró cómo su infancia fue “complicada” a raíz de la muerte de su abuela. “Mi abuela falleció cuando yo tenía más o menos como cinco o seis años. Luego de que ella falleció, la casa de nosotros se tornó un caos. Todo se vino abajo”, comentó. El entonces niño creció en el campo, durmiendo en el suelo y, algunas veces, pasando los días sin comer.

Además, Salazar no mantuvo comunicación directa con sus padres, llegando a pensar que estos lo habían abandonado. Sin embargo, al cumplir 10 años, le dieron la noticia que tenía tres hermanos más, todos ellos nacidos en Estados Unidos y que sus padres tenían planes de llevarlo a ese país para “buscarle un mejor futuro”. “Llegó un punto en el que yo cuestionaba por qué dejaron que sufriera tanto", enfatizó.


Salazar no tuvo comunicación con sus padres hasta sus 10 años de edad.

Según Salazar, él no estaba agradado con la idea de reunirse con sus padres. En la entrevista, el joven aseguró que siempre tuvo en mente asesinar a su padre, a raíz del “resentimiento” que tenía hacia su familia. Estando ya en los Estados Unidos, sentía que sus padres trataban a sus hermanos con más afecto, mientras que a él su padre lo acusaba de pandillero e incluso llegaban a agredirse físicamente. “Se empezó un infierno en la casa, algo que no cesaba”, recordó.

Una advertencia que no se tomó en cuenta
Los problemas comenzaron directamente con su hermana menor, Marina Estefaní, quién, según Univisión, “escribió dos cartas alarmantes diciéndole a sus padres que Ronald le quería hacer daño, dos semanas antes de su muerte. Las cosas en la casa estaban fuera de control, aunque su familia nunca esperó el final trágico que se avecinaba”.

Fue así como, en la mañana del 25 de julio de 2005, Ronald aprovechó que estaba solo en casa con Estefani y otro de sus hermanos, identificado como David. De forma sigilosa, Ronald entró en la habitación de su hermana para abusar sexualmente de ella, golpearla y degollarla.


La noticia causó gran impacto en Miami y Estados Unidos

Durante el juicio, llevado a cabo entre 2008 y 2009, el fiscal de Miami, Reid Rubin, aseguró que “tras violar y estrangular a su hermana en su cama, utilizó un cuchillo de cocina para degollarla”. Además, con las pruebas de ADN y una confesión grabada, Rubin solicitó la pena de muerte para Salazar, algo que fue aceptado en un principio, pero rebatido hasta llegar a la condena de 40 años de prisión.

Sin embargo, según el periódico estadounidense “El Nuevo Herald”, “Salazar no tenía historial de enfermedades mentales, había hablado abiertamente de querer matar a su hermana y a otros familiares. Su hermana incluso le había escrito dos cartas a sus padres refiriéndose a lo mucho que le temía”, aunque, a pesar de eso, la condena ha sido rebajada a 25 años.


La hermana menor de Salazar fue violada, golpeada y degollada por él.

Actualmente, Ronald Salazar cumple su pena en una prisión federal al Sur de Miami, sabedor de la reducción de su pena y confesando abiertamente su autoría en el crimen del que se le acusa.


Momento de la confesión grabada de Salazar.


En 2015, la pena de 40 años fue reducida a 25 años de cárcel para Salazar.

Fotos: Univisión.

Tags:

  • ronald salazar
  • estados unidos
  • el salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter