Las 5 medidas migratorias más duras de Donald Trump

A Trump le quedan muchas amenazas más por cumplir en contra de los inmigrantes. 
Enlace copiado
Trump tiene menos de un año en el poder.

Trump tiene menos de un año en el poder.

Enlace copiado

Desde antes de llegar a la Casa Blanca, Donald Trump prometió ser el más recio presidente de la historia para los inmigrantes en EEUU. Con menos de una año en el poder su llegada ha dejado hasta el momento 5 grandes medidas que cambiaron para siempre la vida de miles de inmigrantes.

DACA

A pesar de un movimiento nacional en su contra el presidente Trump decidió acabar con el programa de Acción Diferida instaurado en la administración Obama y el cual le permitía a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados, que llegaron ilegalmente al país con menos de 16 años, vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos.

Trump dio un plazo hasta marzo del próximo año para que el Congreso busque una solución definitiva para estos miles de jóvenes, de lo contrario quedarán indocumentados y en fila de la deportación.

NO MÁS REFUGIADOS

Trump decidió cortar el flujo de refugiados hacia EEUU en más de un 50% pasando de 110,000 al año, según lo establecido por el presidente Barack Obama, a 45,000. La decisión, anunciada a finales de septiembre, fue la mayor reducción nunca antes vista a pesar del llamado de las Naciones Unidas que venía de declarar una crisis mundial de refugiados de guerra.

De igual forma en agosto, el programa para refugiados menores provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala fue eliminado oficialmente. El programa permitía a los menores centroamericanos, menores de 21 años con padres legalmente en los EEUU solicitar su asilo.

CACERÍA DE INDOCUMENTADOS Y MÁS CÁRCELES

Bajo la administración Trump, las detenciones de inmigrantes, en su mayoría no autorizadas, se ha incrementado en más de un 40% por ciento. Mientras no se ha elevado el número de deportados si el número de indocumentados en cárceles de inmigración en todo el país, promoviendo así la mega poderosa y multi millonaria industria de las cárceles privadas para indocumentados.

VETO MIGRATORIO

El 27 de enero Donald Trump emitió la primera prohibición de viaje para un puñado de países mayoritariamente musulmanes, dando lugar a una ola de protestas que no hizo más que darle energía al presidente para seguir en su cometido.

Luego de varias batallas legales en los tribunales la última versión del veto migratorio para viajar a EEUU sigue afectando a seis países predominantemente musulmanes, así como Corea del Norte y algunos funcionarios del gobierno venezolano.

TPS

El presidente Trump está en el proceso de desmontar el Estatus de Protección temporal, un importante programa migratorio que protege de la deportación y que da permiso de vivienda y de trabajo temporal para inmigrantes los cuales han sido azotado por distintos tipo de desastres naturales o bélicos.

Nueve países se encuentran actualmente en el programa TPS administrado por el Departamento de Seguridad Nacional. Estos son El Salvador, Haití, Honduras, Nepal, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria y Yemen.

La semana pasada el gobierno canceló el programa para cerca de 5,000 inmigrantes de Nicaragua y dio un plazo provisional de seis meses para 57,000 inmigrantes de Honduras.  La incertidumbre se avecina ante rumores del fin del programa para inmigrantes de Haiti, Sudán y el resto de Centroamérica.

Lee también

Comentarios

Newsletter