Lo más visto

Más de Departamento 15

Las cuatro preocupaciones clave sobre la conferencia entre Triángulo Norte y el gobierno de Trump

Funcionarios gubernamentales de los Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Honduras se reunirán en Miami para discutir sobre los desafíos económicos, de seguridad y de gobernabilidad que enfrentan los países del Triángulo Norte de Centroamérica, así como el futuro de las relaciones del gobierno estadounidense hacia la región.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esta semana (jueves y viernes) se llevará a cabo el primer acercamiento frontal entre el Triángulo Norte de Centroamérica y el gobierno de Donald Trump, durante la  Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en América Central. La reunión, que se efectúa en Miami, es clave porque en ella se discutirá el seguimiento en asuntos de cooperación, seguridad, gobernabilidad, entre otros, que atañe a todos los involucrados.

Además de El Salvador, Honduras y Guatemala, otros siete países y cerca de 200 invitados participarán.

De acuerdo con la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), organización líder en investigación, existen cuatro preocupaciones fundamentales a considerar sobre la importante conferencia:
 
1. Un objetivo principal de la conferencia es reiterar la continuidad del compromiso  en las relaciones entre el gobierno de los Estados Unidos con El Salvador, Guatemala y Honduras. Sin embargo, el evento se lleva a cabo en un momento en el cual la administración del presidente Trump ha sugerido implementar recortes significativos en los niveles de asistencia para la región centroamericana.

La propuesta presupuestaria para el año fiscal 2018 (US$468 millones de dólares) presentada por la administración incluye un recorte de 39% de los niveles aprobados para el año fiscal 2016 ($750 millones de dólares) y de un 28 por ciento del monto aprobado recientemente para el año fiscal 2017 ($655 millones de dólares).

Además, la nueva administración ha endurecido su discurso sobre los migrantes centroamericanos llegando a la frontera y sobre la reciente posibilidad de no renovar el Estatus de Protección Temporal (TPS).
 
2. La estrategia de acercamiento de los Estados Unidos en Centroamérica creada por la administración del ex presidente Obama, para atender los diversos factores que trae consigo la migración, era reducir la violencia, fortalecer las instituciones públicas, entre otras.

LEA TAMBIÉN: SÁNCHEZ CERÉN TIENE “CUADRO GRIPAL SEVERO” Y NO ASISTIRÁ A IMPORTANTE REUNIÓN CON VICEPRESIDENTE DE EUA

No obstante, con la administración de Trump, existe el riesgo de regresar a un enfoque tradicional de asistencia en materia de seguridad. La propuesta presupuestaria del gobierno actual comprende un recorte del 42 % en asistencia económica.
 
De ser aprobado este recorte, serán graves las consecuencias en los programas dedicados a la prevención de violencia, la generación de oportunidades educativas y de empleo para jóvenes que se encuentran en riesgo y el fortalecimiento de las instituciones de seguridad y justicia en el Triángulo Norte.
 
3. El segundo día de la conferencia (viernes), tendrá la finalidad de establecer la relación y política de seguridad de Estados Unidos hacia Centroamérica. Esta será liderada por el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Kelly. Es notable que la administración Trump ha sobredimensionado el rol del Departamento de Seguridad Interna en decisiones de política exterior.

Preocupa en este punto que los asuntos de la política exterior suelen estar dentro del ámbito del Departamento de Estado y los desafíos de seguridad ciudadana, corrupción y el Estado de derecho que enfrentan la región son asuntos mejor atendidos por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (United States Agency for International Development, USAID) y el Departamento de Estado. Es revelador que el Secretario de Estado Rex Tillerson no estará presente para el segundo día de la cumbre.
 
4. El rol de México como co-anfitrión de la conferencia provoca preocupaciones sobre la creciente participación del país en control de la migración. Estados Unidos toma a México como un aliado importante en temas de control de migraciones de países centroamericanos.

El gobierno mexicano ha puesto la migración, así como temas de seguridad, entre los temas que están en la mesa de negociación con los Estados Unidos en la nueva fase de su relación.

WOLA resalta que, desde el 2014, y a petición de los Estados Unidos, México ha aumentado dramáticamente el control migratorio en México, de tal manera que en el año fiscal de 2015, funcionarios mexicanos detuvieron a más inmigrantes centroamericanos que el propio Estados Unidos. Además, el aumento en el control migratorio en México bajo el Programa Frontera Sur ha resultado en un aumento alarmante en delitos y abusos contra migrante como robo, asalto sexual, extorsión y secuestro de los migrantes.
 
Los compromisos del gobierno de México en la cumbre darán indicios evidentes de cómo va a posicionarse en los flujos migratorios en Centroamérica y en su relación con países vecinos.
 

Tags:

Lee también

Comentarios