Departamento 15 Estados Unidos

Latinos son abrumadoramente estafados con la promesa de más ingresos

En 2016, se presentaron más de 3 millones de quejas por fraudes en todo el país.

Enlace copiado
Las sospechosas se quedaban con el dinero de las personas que enviaban fondos a sus familiares en el exterior.

Las sospechosas se quedaban con el dinero de las personas que enviaban fondos a sus familiares en el exterior.

Enlace copiado

Hace alrededor de un año, de la nada, Felipe de León recibió una llamada en su teléfono celular, en la que un desconocido le ofrecía ser parte de una franquicia de limpieza de casas.

“No les hice caso pero me insistieron como por 15 días. Me llamaban a diario. El negocio consistía en que ellos me asignarían un cierto número de casas y departamentos para limpiar en el área de San Francisco. Por cada casa, recibiría 250 dólares”, recuerda.

A la distancia, De León reconoce que lo agarraron en un momento vulnerable. “Yo me dedico a la construcción, y en esa época casi no salía trabajo, y necesitaba dinero”, expone.

Apurado por mayores ingresos, aceptó la propuesta de trabajo. Sólo que la condición para pasarle la lista de clientes con los que empezaría a trabajar era que les mandara $4,700 dólares.

En una semana, a través de un giro bancario, el inmigrante les entregó dicha suma. Pero no conformes, le pidieron $4,300 dólares más.

“Yo les dije que no podía. La verdad no tenía ese dinero. Me insistieron mucho y me dijeron que mientras no les pagara esa cantidad extra, no podíamos comenzar el negocio. Entonces me di cuenta que todo era un fraude y los reporté a la policía”, dice.

Ha pasado un año y De León no ha podido recuperar ni un dólar.

Los estafadores llevan más de una década engañando a sus víctimas a través de SMS.

No denuncian por vergüenza

Todos los días, la comunidad hispana es víctima de estafas en las que pierde millones de dólares. Los estudios reportan que por vergüenza a reconocer que fueron embaucados, los latinos no reportan las estafas, según trascendió en una conferencia sobre el tema organizada por New America Media (NAM) y la Comisión Federal de Comercio (FTC).

Mónica Vaca, abogada y directora en funciones de la División de Respuesta al Consumidor del Buró de Protección al Consumidor del FTC, dice que los latinos están siendo afectados de manera desproporcionada con fraudes relacionados con la obtención de mayores ingresos y arreglo de deudas.

“Les ofrecen repararles el crédito, manejar su deuda, así como oportunidades de obtener mayores ingresos, oportunidades de negocio. Les dicen, si pagas cierta cantidad de dinero, te garantizamos empleo”, precisa.

También suelen ser víctimas de estafas relacionados con servicios migratorios y de notarios. “Lo menos peor en estos casos es el dinero, sino que pierden apelaciones en la corte, terminan en detención y metidos en una espiral muy mal”, opina.

La experta alerta además sobre el aumento de impostores que se hacen pasar como agentes del Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS) y otras entidades de gobierno.

“Les llaman por teléfono y les dice que deben dinero, y tienen que pagar de inmediato, a través de una transferencia o tarjetas prepagadas. El número del que llaman muchas veces es de Washington, D.C.”, explica.

El IRS advierte que por lo menos 20,000 personas han sido estafadas por personas haciéndose pasar por agentes de recaudación de impuestos.

Estafas por teléfono

El 70 % de los estafadores operan por teléfono mientras que el 57 % de los que pierden dinero, lo envían por medio de transferencias bancarias.

“Es importante reportar las estafas a la policía y poner la queja en el Buró de Mejores Negocios y la Comisión Federal de Comercio lo más pronto posible, aún cuando no se haya consumado el fraude. Entre más ruido se haga es mejor”, señala.

La abogada recalca que una vez que el dinero es transferido es muy difícil recuperarlo. “Tú puedes poner una queja en los negocios de transferencias MoneyGram y Western Union. Ellos colectan mucha información de las personas que reciben el dinero”, dice.

Recomienda para evitar ser víctima de un fraude: nunca enviar dinero ni dar información de cuentas bancarias.

“Hay gente que ha tenido que hipotecar sus casas porque quedan completamente devastados después de un fraude. Pierden mucho dinero. Hemos escuchado historias muy horribles”, menciona.

“Si pagas con tu tarjeta de crédito, puedes hablar con tu banco, explicar las circunstancias y pelear para que te regresen el dinero. Pero debes ir cuanto antes a tu institución bancaria”, menciona.

Dice que la población anciana está siendo estafada de forma desproporcionada con fraudes relacionados con la lotería. “Ayuda mucho que los adultos mayores son muy buenos para pasar la información a familiares y amigos, y así prevenirlos”, dice.

Hay esperanzas

La buena noticia es que no todo está perdido sino que en muchos casos, después de una queja, han podido llegar a arreglos y recuperar dinero y entregar parte de la estafa.

Este mes, la FTC comenzó a enviar 227,000 cheques de reembolso por un total de $9.8 millones de dólares a gente que compró productos para quemar grasas y perder peso y otros suplemento, DVDs, cremas para la piel, incluyendo el café Pure Green Coffee Bean Plus y RKG extreme de la compañía Health Formulas LLC y otras empresas. El promedio de reembolso es de $43 dólares por persona.

Estas compañías promovían sus productos con el gancho de darles pruebas gratis, los engañaban para que les dieran la información de sus tarjetas de crédito o débito, y los inscribían sin su permiso en una membresía y cada mes les cargaban por nuevos envíos. Además sus productos de pérdida de peso no funcionaban.

En 2016, los estadounidenses reportaron haber perdido $774 millones de dólares en fraudes.

Si tienes quejas de fraude, llama a la Comisión Federal de Comercio: 877-382-4357. También puedes hacer tu queja en línea en: consumer complaint online

Cómo protegerse

Después de perder casi 5,000 dólares, Felipe de León aconseja a los latinos nunca mandar dinero a nadie que les ofrezca un trabajo o mayores ingresos por teléfono. “No confíen”, previene.

Nelson Santiago de Consumer Action, una organización de defensa del consumidor, recomienda qué hacer para evitar caer víctima de un fraude.

• No tengas miedo de decir que no.
• No tienes que hablar con vendedores que te llamen por teléfono; corta la llamada si no te sientes cómodo o si no confías en la persona que llama.
• No aceptes tácticas de venta de alta presión.
• Llama a la policía si te sientes amenazado.
• No reveles tu número de tarjeta de crédito, de cuenta de banco o de Seguro Social a compañías o gente que no conoces.
• Investiga tu mismo a las agencias caritativas (“charities”) y a otros que te pidan dinero.
• El dinero es tuyo; nunca tengas miedo de preguntar cómo se va a usar.
• Antes de invertir, investiga, porque puedes perder dinero hasta con inversiones legítimas.
• Exige que te pongan todos los detalles de cualquier trato comercial por escrito.
• Si algo parece ser demasiado bueno para ser cierto, es porque probablemente así lo es.

 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter