Lo más visto

Departamento 15 Lo más leído

Maestros salvadoreños pueden trabajar en Estados Unidos y vivir con su familia

“Participate” es una iniciativa que permite a educadores realizar un tiempo de enseñanza y aprendizaje en EUA y ofrece estancia para parientes. Puede durar hasta cinco años. Los maestros salvadoreños pueden inscribirse en abril y marzo.
Enlace copiado
Maestros salvadoreños pueden trabajar en Estados Unidos y vivir con su familia

Maestros salvadoreños pueden trabajar en Estados Unidos y vivir con su familia

Enlace copiado

Los maestros y profesores de enseñanza primaria y secundaria de El Salvador podrán desarrollar su labor docente en Estados Unidos y llevarse a su familia si cumplen con requisitos específicos, a través del programa educativo “Participate”, explicó ayer una portavoz del proyecto a la agencia de noticias Acan-Efe.

Para inscribirse, los interesados deben de tener al menos una Licenciatura en Educación o un profesorado, además de contar con al menos dos años de experiencia en enseñanza a estudiantes de entre cinco y 18 años en cualquier nivel de estudios.

“El intercambio tiene una duración de tres años, pero puede extenderse hasta cinco. Los maestros reciben un salario igual al de un maestro estadounidense, seguro de vida, pasaje aéreo”.
Participate, portavoz

Además, para inscribirse se debe de estar actualmente activo y no solamente en institutos de idiomas. Para calificar en “Participate” se debe hablar inglés de forma fluida y eficiente, tener una licencia de conducir válida y al menos un año de experiencia al volante.

Abren oportunidad para que maestros salvadoreños trabajen en EUA y se lleven a su familia

Ningún ciudadano estadounidense puede inscribirse a este programa, ya que está pensado para dar lugar a un intercambio cultural por medio de un trabajo legal y no permanente a un extranjero a través de una visa tipo J-1. Esta visa, la J-1, es de no inmigrante y el Gobierno estadounidense la aprueba para individuos que han recibido el aval para participar y trabajar en programas de intercambio de visitantes.

Artesanos salvadoreños vencen barreras a través del barro

La inmersión en el programa dura al menos dos años, pero se puede extender hasta cinco y se puede contar con la posibilidad de que la persona que se inscriba se mude a Estados Unidos de forma legal con su pareja e hijos, de ser el caso, explicó el portavoz.

Agregó que los maestros salvadoreños pueden inscribirse enel mes de abril.

No hay una edad límite para solicitar, según se detalla en los requerimientos publicados en www.participate.com, que es la página a la que las personas que desean inscribirse pueden resolver sus dudas sobre esta iniciativa.

Las oportunidades para enseñar

Es importante notar que todo el proceso para inscribirse y calificar, bajo rigurosos parámetros, puede durar hasta dos años.

Los campos de enseñanza van desde educación primaria, primaria bilingüe, lenguaje mundial –español, mandarín, francés, alemán–, e inglés como segundo lenguaje, matemáticas y ciencias.

Todas las áreas ofrecen posiciones pagadas de tiempo completo, beneficios de salud, seguro de vida y oportunidades de desarrollo.

“Participate” trabaja con distritos escolares en Estados Unidos que buscan a candidatos con experiencia en sistemas escolares similares, por lo que es crucial contar con experiencia en escuelas privadas o públicas en el país de origen, explicó Daniela Musmanni, directora del programa de reclutamiento.

Los maestros del programa, según se observa en el sitio web, son ubicados en los estados Carolina del Norte, Carolina del Sur o bien en Virginia.

Salarios y prestaciones

“Los maestros reciben un salario igual al de un maestro estadounidense, seguro de vida, pasaje aéreo y acompañamiento en la obtención de la visa”, detalló la fuente. Esto no es del todo positivo, ya que el ingreso de los maestros en la nación es bajo y ha provocado por ejemplo que maestros en Oklahoma recién den por finalizada una protesta. Según Pay Scale, el ingreso promedio de un educador de una escuela primaria en Estados Unidos es de $16 la hora.

Sin embargo, el proyecto brinda la posibilidad de “aprender sobre otros métodos educativos, conocer una nueva cultura, enseñar a niños estadounidenses sobre la propia cultura de su país y a su regreso pueden aplicar sus conocimientos en escuelas y colegios de su nación de origen”.

La finalidad del programa “Participate” es establecer una “relación de mutuo beneficio”, en el que los educadores “ganan valiosa experiencia profesional y personal mientras ayudan a los alumnos a aprender y apreciar otras culturas a través del intercambio”. El programa incluye un seguro de vida, seguro dental, pasaje aéreo y acompañamiento en la obtención de la visa.

Antes de calificar se debe de asistir de forma virtual a una serie de entrevistas en inglés.

“Participate” es socio de escuelas y distritos escolares que aspiran a mejorar la práctica del docente a través de un aprendizaje “colaborativo”. Tiene 30 años de existir y quienes califican pueden adquirir desarrollo e inspirar a estudiantes.

Programa de intercambio de visitantes 
Hay 15 categorías  en el programa de visas J-1, de las cuales, 13  incluyen programas de financiación privada. No es una visa de inmigrante y no garantiza un estatus migratorio permanente. Las familias que acompañan al beneficiado con la visa J-2 pasan por el mismo proceso de solicitud.

88% de los educadores enlistados en “Participate” trabaja en Carolina del Norte, estado que tiene más de 2,000 escuelas públicas. La tasa de graduados de secundaria es del 86%.

8% de los educadores de “Participate” trabaja en Virginia, estado que tiene casi 2,000 escuelas públicas. El 11 % de los estudiantes en Virginia es de origen hispano.

4% de los educadores de “Participate” labora en escuelas de Carolina del Sur. Este estado tiene el 50 % de estudiantes blancos y el 7 % de hispanos.

Lee también

Comentarios