Lo más visto

Más de Departamento 15

Menores no acompañados en espera de cita con un juez

Desde mediados de 2014 se encuentran en espera a comparecer frente a un juez de migración a pesar de ser considerados como casos con prioridad.
Enlace copiado
Menores no acompañados en espera de cita con un juez

Menores no acompañados en espera de cita con un juez

Menores no acompañados en espera de cita con un juez

Menores no acompañados en espera de cita con un juez

Enlace copiado
La mayoría de menores indocumentados no acompañados que llegaron en el año fiscal 2014 a Estados Unidos están todavía a la espera de su cita ante un juez de inmigración, a pesar de que sus casos son considerados una prioridad por el Departamento de Justicia de ese país, según un informe difundido ayer.

Entre principios de octubre de 2013 y finales de agosto de 2015, más de 120,000 menores no acompañados, entre centroamericanos y mexicanos, fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, según un informe del Instituto Nacional de Migración (INM). La mayoría de estos menores (76,000) procedían de los países del llamado Triángulo Norte: El Salvador, Guatemala y Honduras.

La llegada masiva de niños y adolescentes indocumentados, la mayoría de ellos procedentes de Centroamérica, hizo saltar el año pasado las alarmas en la administración Obama, que se vio desbordada ante este fenómeno. Se ha dicho que el Gobierno estadounidense ya veía venir la crisis, pero no tomó acción hasta que el fenómeno se agravó a mediados de 2014.

Tras su detención, la mayoría de menores centroamericanos pasan al cuidado de familiares o padrinos mientras esperan que sus casos sean oídos en un tribunal de inmigración. Este proceso puede llegar a tardar meses. Los menores mexicanos, en cambio, son deportados de inmediato a su país de origen, debido a que se rigen por una legislación diferente.

Ante la avalancha de casos, el Departamento de Justicia decidió dar a mediados de 2014, prioridad a los casos de menores no acompañados centroamericanos en los tribunales de inmigración.

A pesar de ello, el 61 % de los casos de menores no acompañados iniciados en el año fiscal estadounidense 2014 continúan sin resolverse.

Los expertos en inmigración critican que al dar prioridad a los casos de menores no acompañados, lo único que se ha conseguido es retrasar aún más los otros casos de adultos pendientes de resolución en los tribunales de inmigración. El tiempo de espera medio de un adulto indocumentado para su audiencia de deportación es de 1,863 días, precisó INM en su informe.

Tener o no abogado puede ser clave en la suerte que corran los menores no acompañados. Al 90 % de niños y adolescentes solos que no tenían abogado en su cita ante el juez se les ordenó la deportación, algo que solo le ocurrió al 18 % de los menores que tenían representación legal el día de su comparecencia.

A diferencia de lo que ocurre en un proceso criminal, en el que si el acusado no tiene dinero para pagar un abogado se le garantiza uno de oficio para que lo defienda, en los procesos de inmigración en Estados Unidos no está garantizada la asistencia legal gratuita de un abogado, por lo que muchos menores no tienen abogado el día de su cita ante el juez de inmigración.

Para este hecho existen también organizaciones sin fines de lucro que se dedican a dar asistencia legal a los menores migrantes y a representarlos delante de un juez, pero no todos tienen acceso a esto.

Los tribunales de inmigración en Estados Unidos se encuentran actualmente colapsados ante el aumento significativo de casos de deportación pendientes y el escaso número de jueces de inmigración que hay en el país. En la actualidad hay solo 250 jueces de inmigración, que están ubicados en las 58 cortes que están repartidas por todo el país.

Tags:

  • estados unidos
  • inmigracion
  • indocumentados
  • menores migrantes
  • patrulla fronteriza

Lee también

Comentarios