Lo más visto

Más de Departamento 15

Migrantes comienzan huelga de hambre para presionar por asilo

Es la decisión de quienes esperan en Tijuana, pero los números demuestran que, bajo Trump, hay cada vez menos permisos.

Enlace copiado
Apretado.   Las tasas de negación de asilo aumentaron durante los primeros meses de la administración Trump.

Apretado. Las tasas de negación de asilo aumentaron durante los primeros meses de la administración Trump.

Enlace copiado

Migrantes apostados en la ciudad mexicana de Tijuana anunciaron ayer una huelga de hambre, que comenzó como una forma de presión para pedir que el Gobierno de Estados Unidos aumente el número de peticiones de asilo que tramita diariamente.

Una comisión formada por mujeres y hombres ofreció ayer una conferencia de prensa en representación de los más de 6,000 centroamericanos que se encuentran en Tijuana.

"Vamos a iniciar una huelga de hambre", dijo Xóchitl Castillo, quien explicó que la acción la llevarán a cabo en las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) en la garita de El Chaparral y será "por tiempo indefinido".

Dijo que intentarán un acercamiento con las autoridades de Migración, y recordó que el objetivo es que Estados Unidos aumente el número de personas a las que se les atiende diariamente, de 40 a 50 personas.

"Es un derecho (pedir asilo), hemos tomado la decisión de la huelga de hambre y lo haremos", apuntó una hondureña.

Antes de que se diera una llegada masiva de migrantes en Tijuana, en la citada garita ya había una lista previa de peticiones de más de 1,500 personas y sugirieron que se dé una atención alterna tanto a migrantes de México, de los estados de Guerrero y Michoacán como de Centroamérica.

"No queremos entrar antes que ellos, queremos una entrada pareja, 10 de Michoacán 10 de Guerrero y 10 de nosotros para ir avanzando", apuntó otro representante.

Aceptaron que podrían trasladarse a otro punto de la frontera México-Estados Unidos en caso de que se les garantice que los atenderán.

Los representantes negaron cualquier tipo de liderazgo dentro de la caravana.

Cada vez se dan menos

El año fiscal 2018, que concluyó el 30 de septiembre pasado, batió récords en el número de decisiones de los jueces de Inmigración sobre asilo, según datos que la Universidad de Syracuse, en Nueva York, publicó ayer. Sin embargo, abogados estadounidenses que ayudan a los centroamericanos creen que tienen motivos para ganar sus casos, aunque advierten que con el Gobierno de Trump no será fácil.

Gilbert Saucedo, copresidente de la sección de Los Ángeles del Gremio Nacional de Abogados (NLG-LA), explicó a Efe que la gran mayoría de las personas con las que habló en un recorrido que hizo por uno de los albergues instalados en Tijuana cuenta con un caso creíble para recibir asilo.

En el año fiscal 2017, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) recibió 78,564 solicitudes de asilo, de las cuales, se determinó que 60,566 individuos tenían un "miedo creíble" de regresar a sus países de origen, lo que los hace elegibles para asilo político.

Pero las opciones de éxito se redujeron notablemente después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó, en junio pasado, que "en general" ya no son elegibles para el asilo las víctimas de violencia doméstica, de pandillas y abuso sexual, principales argumentos esgrimidos por los migrantes.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines