Lo más visto

Más de Departamento 15

Miles de salvadoreños que limpian oficinas para Trump perderían su trabajo con fin de TPS

Estos connacionales asean las instalaciones del Gobierno federal.  
Enlace copiado
El Gobierno salvadoreño cuenta con 18 consulados en los que los compatriotas pueden renovar su TPS.

El Gobierno salvadoreño cuenta con 18 consulados en los que los compatriotas pueden renovar su TPS.

Enlace copiado

Las oficinas y baños de la administración de Donald Trump se mantienen limpias gracias al trabajo de muchos inmigrantes salvadoreños con Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), de acuerdo aun reporte de Vox

Una de estas es Helen Avalos, quien trabaja en el Walter Reed National Medical Center. Ella se siente afectada por la noticia que dio el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) el pasado 8 de enero, cuando se canceló el TPS de El Salvador con una última prórroga que vence el 9 de septiembre de 2019. 

Ella tiene dos hijos nacidos en Estados Unidos, dijo a Vox. 

Avalos contó que ella y otros 45 inmigrantes que trabajan en la limpieza del centro asistencial tienen TPS. De acuerdo a los datos en la nota, alrededor de 9 mil salvadoreños, muchos con TPS, se dedican a la limpieza en oficinas del Gobierno de los Estados Unidos. Esto hace décadas. 

Los salvadoreños con TPS trabajan en áreas de construcción, servicios, y restaurantes. Algunos trabajan en el aseo del Departamento de Justicia, o en el de Agricultura, en aeropuertos, hospitales, entre otros. 

La mayoría de salvadoreños con TPS afirman que si el Congreso no puede ofrecerles una vía para obtener una residencia permanente, se quedarían viviendo en Estados Unidos entre las sombras.

"No voy a regresar (a El Salvador). Las pandillas están matando a todo mundo", dijo Avalos a Vox. 

Ahora, el Congreso tiene la única salida para estos inmigrantes. En la Cámara de Representantes hay cuatro propuestas de ley para salvar el TPS. En el Senado, hay una. 

Esta semana una comitiva liderada por el canciller de la República, Hugo Martínez partió a Washington D.C.

Los representantes se han reunido con congresistas para pedir una legislación permanente. Pero el panorama no es amistoso, ya que los políticos de Estados Unidos están centrados en resolver el presupuesto de la nación y en acordar alrededor de otro beneficio migratorio conocido como DACA. 

Tags:

Lee también

Comentarios