Lo más visto

“No es de encasillarse en la prórroga del TPS”: Martínez

El canciller salvadoreño recomendó prepararse para “cualquier escenario” frente a esta facilidad para los migrantes y llamó a los compatriotas a mantener la calma, pues aún hay tiempo.
Enlace copiado
Alternativas  El canciller Hugo Martínez asegura que el país ya busca medidas alternativas al TPS para 190,000 salvadoreños.

Alternativas El canciller Hugo Martínez asegura que el país ya busca medidas alternativas al TPS para 190,000 salvadoreños.

“No es de encasillarse en la prórroga del TPS”: Martínez

“No es de encasillarse en la prórroga del TPS”: Martínez

“No es de encasillarse en la prórroga del TPS”: Martínez

“No es de encasillarse en la prórroga del TPS”: Martínez

Enlace copiado
Los salvadoreños están preocupados ante la posibilidad de que el presidente Donald Trump no renueve el Estatus de Protección Temporal (TPS), que protege a 190,000 compatriotas que residen y trabajan en Estados Unidos. Ahora, el Gobierno salvadoreño ya busca alternativas para evitar que sean deportados al país.

LEA TAMBIÉN: LEA ADEMÁS: EL SALVADOR REDOBLARÁ ESFUERZO PARA ALCANZAR MEDIDA ALTERNATIVA AL TPS

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, dijo en entrevista con Telecorporación Salvadoreña (TCS): “No se trata de encasillarnos solo en una prórroga del TPS. Hay que pensar creativamente y buscar otras medidas alternativas”. Por ejemplo, sugirió que hay propuestas que las puede revisar el congreso estadounidense, como ya se ha hecho antes.

El jefe de la diplomacia salvadoreña señaló que buscan un permiso especial “estable, superior al TPS” y que ya están preparándose para negociarlo.

PODRÍA INTERESARLE: LEA TAMBIÉN: MANES: REGIÓN DEBE PROBARLE A TRUMP RESULTADOS DE PLAN

“Debemos ir borrando del mapa esa palabra temporal”, advirtió el funcionario, porque, según afirmó, no le sirve a Estados Unidos ni a El Salvador.

Martínez reconoció que la situación que viven los salvadoreños amparados al TPS es complicada, pero pidió mantener la calma porque todavía no se ha dicho la última palabra y aseguró que el Gobierno salvadoreño hará todo lo que esté a su alcance.

Unos 190,000 salvadoreños están amparados por el TPS, que vence en marzo de 2018. La preocupación entre salvadoreños surgió porque este año el gobierno de Trump renovó solo por seis meses el estatus temporal que protege a unos 58,000 haitianos desde el terremoto de 2010, mientras que la anterior administración de Barack Obama lo había hecho por 18 meses.

MÁS INFORMACIÓN: PODRÍA INTERESARLE: EXPORTADORES SALVADOREÑOS TEMEN QUE TRUMP LES CIERRE PUERTAS

Después de la destrucción causada por el huracán Mitch en 1999 y los terremotos de enero y febrero de 2001, más de 260,000 salvadoreños fueron beneficiados con el TPS, pero Martínez explicó que con el tiempo algunos mejoraron su estatus y otros perdieron este beneficio, y que en la actualidad solo 190,000 están protegidos por el TPS.

Las alarmas para los beneficiados se encendieron luego de que el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, dijo a la AP que los inmigrantes que han vivido y trabajado legalmente en Estados Unidos debido a desastres que se registraron en sus países hace años quizá deberían empezar a prepararse para volver a casa. Igual que El Salvador, Honduras tiene a varios beneficiarios del estatus temporal.

En El Salvador, la embajadora estadounidense Jean Manes recordó que este beneficio migratorio para los salvadoreños tiene ya 16 años y destacó que “TPS comienza con la palabra temporal”. Con este panorama, el canciller dijo que ya tiene un plan de contingencia en el caso de que Estados Unidos anuncie la finalización del TPS, pero se negó a dar detalles.

Mientras esto ocurre la preocupación aumenta y muchos piensan que la situación podría complicarse. “Aquí está feo y si viene esa gran cantidad de personas, olvídense, nos vamos a comer unos a otros en este país”, manifestó la señora Carmen Meléndez.

“Aquí va a haber más desempleo y la inseguridad puede aumentar, es mejor que se queden en Estados Unidos, aquí no hay trabajo”, agregó José Guerra, un hombre de 45 años que trabaja en la construcción.
 

Lee también

Comentarios