Nueva titular en Seguridad Nacional

Nielsen será el brazo ejecutor en temas migratorios, al mando del DHS.

Enlace copiado
Enlace copiado

Kirstjen Nielsen, nominada ayer como nueva secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, es una eficiente ejecutora que se ha ganado una reputación de estricta e incluso inflexible en su breve paso por la Casa Blanca, y que tomará ahora las riendas de la política migratoria del país.

Si es confirmada por el Senado, la funcionaria de 45 años se convertirá en la tercera encargada del DHS en el primer año de gobierno de Donald Trump, tras el paso por esa agencia del ahora jefe de gabinete de la Casa Blanca, el general John Kelly, y la actual secretaria interina del departamento, Elaine Duke.

Fue su cercana relación con Kelly la que este verano elevó a Nielsen a la Casa Blanca, donde se convirtió en jefa adjunta de gabinete. Sus defensores argumentan, no obstante, que esa rigidez era imprescindible para implementar los planes de Kelly, que llegó a finales de julio a la Casa Blanca con la misión de contener los impulsos de Trump y gestionar el caos creado por un cúmulo de competitivos asesores que entraban a la Casa Blanca.

Lee también

Comentarios

Newsletter