Lo más visto

Más de Departamento 15

Obama premia a niño migueleño por destacado logro académico

Solo dos estudiantes que finalizaron sexto grado en la Escuela Elementaria de Lorton recibieron el distinguido honor.
Enlace copiado
Obama premia a niño migueleño por destacado logro académico

Obama premia a niño migueleño por destacado logro académico

Obama premia a niño migueleño por destacado logro académico

Obama premia a niño migueleño por destacado logro académico

Enlace copiado
Las altas calificaciones y el destacado desempeño en materias como Matemáticas, Ciencias y Tecnología le valieron al migueleño Abrahan Castillo Reyes recibir el Premio Presidencial de Oro a la Excelencia Académica, otorgado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

A sus 12 años de edad, este niño originario de San Miguel, quien acaba de finalizar el equivalente al sexto grado en la Escuela Elementaria de Lorton, del condado de Fairfax, estado de Virginia, obtuvo uno de los estímulos más importantes entregado solo a aquellos alumnos que sobresalen en sus estudios académicos y otras áreas de la educación integral, incluidas las artes y deportes.

El premio le fue entregado en junio pasado durante el evento especial de clausura de su escuela y consistió de un diploma membretado y firmado por Barack Obama, una carta girada desde la Casa Blanca y un pin dorado similar al que usan los miembros del Congreso de Estados Unidos.

“Cuando me dieron este premio me sentí muy feliz, porque es un reconocimiento a las calificaciones que obtuve durante los tres años cursados en la escuela elementaria. Yo creía que no me iban a premiar, pero sí me (lo) dieron al final del curso”, contó el menor salvadoreño, quien es fanático de los deportes extremos como el skateboarding y esquí sobre hielo.

Además del reconocimiento presidencial, Abrahan obtuvo una beca para un curso de verano en Ciencias y Tecnologías, que se otorga únicamente a los estudiantes que alcanzan niveles excepcionales en pruebas de Matemáticas y Ciencias, el cual fue impartido por la Woodson High School.

Abrahan es también un virtuoso de la música, ya que toca el violín desde que tenia 6 años y recientemente aprendió a tocar el saxofón, al punto que forma parte de la sinfónica de su escuela, donde ha participado en recitales y conciertos. Según cuenta, divide su tiempo entre las clases regulares de su escuela, los estudios, la práctica de la música y los deportes.

“Después de recibir las clases normales voy repasando y haciendo las tareas en el autobús. Llego a la casa y sigo estudiando. Después le dedico al menos una hora a tocar el violín y el saxofón”, asegura.

Y aunque aún es muy joven, ya tiene decidido que continuará esforzándose para obtener una beca universitaria que le permita cursar una de las dos carreras por las que se decanta. “Quiero ser abogado y arquitecto también, porque me gustan mucho las Matemáticas”, indicó.

Abrahan emigró hacia Estados Unidos junto a su madre y su hermano mayor hace poco más de tres años. Antes de esto residió en la ciudad de San Miguel y estudió en el Centro Escolar Dolores C. Retes y en el Colegio Martha Viuda de Garay, donde también obtuvo numerosos reconocimientos por sus logros académicos y sus habilidades musicales y de oratoria.

Gloria Reyes, madre de Abrahan, considera que los logros de sus hijos no son fruto del azar, pues desde que estaba embarazada les ponía música, les leía y platicaba con ellos. Cuando nacieron los comenzó a estimular con juegos didácticos y cuando fueron a la escuela reforzó las clases de Matemáticas, Música, Danza, deportes y oratoria.

“A los niños se les debe estimular desde que están en el vientre y ponerles atención desde que están pequeños, pues es ahí cuando aprenden todo lo que se les enseña”, asegura esta maestra originaria del cantón El Coyolito, del municipio de La Unión.

Reyes también afirma que su hijo es un joven muy maduro y responsable que tiene como centro de su vida a Dios. Cada 15 días participa en los oficios religiosos de la iglesia evangélica de la que son miembros, la Luz del Mundo, con prédicas y charlas de 30 minutos.

Según dice la madre, para la familia Castillo Reyes emigrar ha sido una alternativa para potenciar las habilidades y talentos de sus hijos, pues aunque en El Salvador siempre fueron estudiantes destacados en Estados Unidos han tenido la oportunidad de recibir clases especializadas.

Tags:

  • departamentos15
  • niño migueleño
  • reconocimiento

Lee también

Comentarios