Lo más visto

Ofensiva de Honduras y El Salvador para que EUA prolongue el TPS

Los ministros de Exteriores de ambos países se reúnen esta semana con altos funcionarios del Gobierno federal estadounidense.

Enlace copiado
Caravana pro TPS  (Foto: Cortesía Unite HERE)

Caravana pro TPS (Foto: Cortesía Unite HERE)

Enlace copiado

Honduras y El Salvador han incrementado esta semana en Washington sus labores diplomáticas para intentar convencer a la administración de Donald Trump de que prolongue la protección migratoria especial conocida como TPS que beneficia a decenas de miles de sus ciudadanos desde hace más de 15 años.


Los ministros de Exteriores de ambos países se reúnen esta semana con altos funcionarios del Gobierno federal estadounidense.

La de Honduras, María Dolores Agüero Lara, lo hizo hoy con el subsecretario de Estado, Thomas Shannon, y con representantes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Su homólogo de El Salvador, Hugo Martínez, estará en Washington el jueves y el viernes. Según la cancillería salvadoreña, más de un centenar de congresistas, tanto demócratas como republicanos, han respaldado la extensión del TPS.

Martínez estuvo la semana pasada en Los Angeles en un foro explicando las aportaciones de los salvadoreños a la economía y la sociedad estadounidense. El viernes protagonizará uno similar en Washington.

Estados Unidos otorga el estatus de protección temporal conocido como TPS a ciudadanos de países con condiciones extraordinarias, como conflictos armados o naturales, designados en la lista del DHS.


La semana que viene vence el plazo en el que la administración Trump debe decidir si prorroga el TPS para hondureños y nicaragüenses, que son algo más de 90.000 beneficiarios. En enero vence el plazo para prorrogar el de los salvadoreños, que son unos 200.000 beneficiarios, y el cual caduca en marzo.

Las administraciones previas han venido renovando esta protección migratoria especial. En el caso de Honduras y Nicaragua se concedió después de que el huracán "Mitch" arrasara Centroamérica en 1998. Para El Salvador llegó en 2001 tras dos graves terremotos.

El anuncio de la administración de Trump de que no renovará la de los haitianos es una de las señales que ha hecho saltar las alarmas en esos países centroamericanos. Si no hubiera prórroga, sus ciudadanos tendrían que regresar a sus países de origen o quedarse en Estados Unidos ilegalmente bajo el riesgo de ser detenidos y deportados.

En Washington ha ido creciendo en las últimas semanas la presión sobre el Gobierno de Trump para que prorrogue el TPS a los centroamericanos. Además de organizaciones de defensa de los derechos de los inmigrantes, han instado a hacerlo legisladores del Partido Demócrata y la Cámara de Comercio estadounidense, entre otros.

Tags:

Lee también

Comentarios