Organizaciones proinmigrantes piden alivio migratorio con huelga de hambre

Una coalición de organizaciones anunció ayer ante el Supremo el inicio de una campaña "Cadena de ayuno por DAPA".
Enlace copiado
Organizaciones proinmigrantes piden alivio migratorio con huelga de hambre

Organizaciones proinmigrantes piden alivio migratorio con huelga de hambre

Organizaciones proinmigrantes piden alivio migratorio con huelga de hambre

Organizaciones proinmigrantes piden alivio migratorio con huelga de hambre

Enlace copiado
Activistas de varias organizaciones defensoras de los inmigrantes indocumentados comenzaron ayer una huelga de hambre en Washington para pedir al Tribunal Supremo que apoye las medidas de alivio migratorio del presidente Barack Obama, a falta de poco más de un mes para que vea el caso.

Una coalición de organizaciones anunció ayer ante el Supremo el inicio de una campaña "Cadena de ayuno por DAPA", por las siglas en inglés del programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres, que busca amparar a padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente.

Además del DAPA, los grupos proinmigrantes apoyan las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama, que incluyen el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), destinada a evitar la deportación de jóvenes "dreamers" (soñadores) que llegaron al país de niños, acompañando a sus padres indocumentados.

Con carteles como "Nuestras familias se merecen justicia, ayunamos por DAPA" o "Tribunal Supremo: protege nuestro futuro", decenas de personas de diferentes organizaciones se manifestaron ante el máximo tribunal de la nación.

La "Cadena de ayuno por DAPA" consistirá en una huelga de hambre escalonada, en la que los activistas de grupos como Asociación de Madres de "dreamers" en Acción, DREAMers o la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO) ayunarán durante uno o dos días y se irán pasando el relevo, hasta el 18 de abril, día en que comienza la audiencia del caso.

Ante las escalinatas del Tribunal Supremo, zapatos donados por inmigrantes formaron una fila para dibujar un "rastro de inmigrantes", explicó el presidente de la Coalición de Organizaciones Latinas de Virginia (VACOLAO), Edgar Aranda-Yanoc.

Los zapatos sostenían banderas de Estados Unidos, en representación de "las aspiraciones" de los inmigrantes de "conseguir la ciudadanía" y "participar plenamente en la vida del país", dijo Aranda-Yanoc, que comenzó su turno con una huelga de hambre de dos días.

Desde la Asociación de Madres de "dreamers" en Acción, Lenca Mendoza, que también comenzó el ayuno ayer, enfatizó la necesidad de la "reunificación familiar" mediante la regularización de su estatus migratorio.

Mendoza llegó a Estados Unidos en el año 2000 procedente de Perú, junto con su marido, que tenía un contrato de trabajo, y sus dos hijas menores de edad, y en este periodo de tiempo han tenido una tercera niña que nació con la ciudadanía estadounidense.

Las hijas mayores se beneficiaron en 2012 del programa DACA, por haber llegado al país durante la infancia, y ahora Mendoza pide la renovación de DAPA para que, como padres de una ciudadana estadounidense, ella y su marido se puedan acoger al programa.

La activista expresó su "deseo de seguir contribuyendo a este país", con su trabajo y con los impuestos.

También se adhirió a la protesta, en representación de la Organización de Trabajadores Unidos de Washington D.C., Roberto Villareal, que ayunará durante los próximos días.

"Buscamos una solución que integre a todas las familias" ya que separar padres e hijos es "un acto inhumano", argumentó.

El Tribunal Supremo anunció el 19 de enero que revisaría la legalidad de las medidas de alivio migratorio de Obama, y el fallo se espera para junio, en la recta final de la campaña electoral.

Obama presentó en noviembre de 2014 una ampliación de un programa ejecutivo de 2012, pero la iniciativa fue bloqueada en los tribunales por la demanda de un grupo de 26 estados, en su mayoría republicanos y liderados por Texas, un tema que tendrá que ver el Supremo el 18 de abril próximo.

Los estados demandantes argumentan que el plan migratorio de Obama, del que se beneficiarían más de 5 millones de inmigrantes indocumentados, excede la autoridad constitucional del presidente.

Tags:

  • daca
  • dapa

Lee también

Comentarios

Newsletter