Lo más visto

Más de Departamento 15

Pandilla domina zona de L. A. en la que fue abatido marine Carlos Segovia

Autoridades enfatizan que el marine salvadoreño no tenía relación con las pandillas, pero fue atacado en una zona conflictiva.
Enlace copiado
Justicia.  Luego de aceptar que Carlos Segovia no volverá a la vida, su familia pide que el asesino se entregue a la justicia.

Justicia. Luego de aceptar que Carlos Segovia no volverá a la vida, su familia pide que el asesino se entregue a la justicia.

Pandilla domina zona de L. A. en la que fue abatido marine Carlos Segovia

Pandilla domina zona de L. A. en la que fue abatido marine Carlos Segovia

Enlace copiado
Las autoridades que investigan el asesinato de Carlos Segovia, un salvadoreño de 19 años que formaba parte del cuerpo de la marina estadounidense, aceptan que el hecho puede estar relacionado con el control que tienen las pandillas en esta zona del sur de Los Ángeles, Estados Unidos.

Segovia emigró de El Salvador junto a su madre en 2001 y construyó una vida basada en ayudar a los demás.

Era voluntario y ayudaba a indigentes en la misma zona problemática en la que un hombre, que presuntamente intentaba robar el auto de la mamá de su novia, le dio un disparo en la cabeza.

El joven marine habría intentado impedir el crimen, pero estuvo en el lugar y en el momento equivocado. Según un “mapeo del crimen” que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés) hace público en su página web, se refleja que en el barrio Jefferson Park habían ocurrido con antelación 20 homicidios este año.

“Hay actividad de las pandillas en el área (donde ocurrió el incidente).

¿Es una posibilidad determinar que el caso está relacionado con pandillas? Por supuesto”, dijo a Univisión Noticias Matt Courtney, uno de los agentes encargados de investigar el caso.

Además, según un reportaje de Univisión Noticias en este barrio domina la pandilla Rollin 30s Harlem Crisps.

Específicamente sobre la calle 21000 y la 31 calle oeste –donde fue asesinado Segovia– y en un radio de solo un kilómetro y medio ocurrieron esa semana siete robos (materiales y de dinero), dos violaciones, seis asaltos a mano armada, tres robos de vehículos, seis traspasos de morada, siete robos motorizados, y un homicidio –el del salvadoreño.

Esta recopilación corresponde solo a la semana del domingo 11 al sábado 17 de septiembre; la semana en la que Segovia fue asesinado. En total, 32 actos violentos, según el “mapeo del crimen” de la Policía.

En este mismo radio es en el que el joven de 19 años se dedicaba a limpiar calles, atender indigentes y mascotas.

En una fotografía publicada por uno de sus amigos en la red social Facebook se puede ver al marine leyéndole la biblia a un indigente.

“No es solo que haya sobresalido en la marina, sino también lo que hizo por su comunidad. Hacía voluntariado aún cuando no lo presionábamos para que lo hiciera, salía de él hacerlo.

Él representa lo que es bueno en nuestra nación”, dijo a un medio de televisión de Estados Unidos uno de los comandantes de combate de la marina que conoció al compatriota.

Todavía no hay capturas desde que fue desconectado de los aparatos que lo mantenían con vida. El caso se investiga como un homicidio.

El Concejo de Los Ángeles ha propuesto ofrecer una recompensa de $50,000 para dar con los responsables del asesinato.

Lee también

Comentarios